¿Cómo se viven las restricciones por el covid-19 en las diferentes zonas de Guayaquil?

19 de marzo de 2020 10:50

Las medidas decretadas ante el coronavirus (covid-19) en Ecuador, son cada vez más exhaustivas, especialmente en la provincia del Guayas donde el número de personas contagiadas han aumentado considerablemente.

Ante esto, el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) resolvió ampliar el horario del toque de queda solo para Guayas, desde las 16:00 hasta las 05:00 (para el resto del país es de 21:00 a 05:00). Aunque ayer en rueda de prensa (virtual), la alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri no descartó que esta medida podría ampliarse en los próximos días -si es necesario- y podría iniciar desde las 14:00.

El nuevo toque de queda estará activo desde el miércoles 19 de marzo hasta el próximo día lunes 23 de marzo de 2020. Dentro de esta medida, se resalta que nadie salga ni entre a la provincia, salvo los sectores para proveer alimentación y medicinas y los sectores excluidos en el decreto de estado de excepción.

Ciudadanos se adaptan a las restricciones

Gabriel Vélez, es un joven de 35 años que vive en la urbanización Paraíso del Río, norte de Guayaquil, desde ayer miércoles antes el sorpresivo toque de queda, tuvo que regresar a su casa rápidamente. Actualmente su trabajo está suspendido.

Antes del toque de queda, pasó a comprar algunos víveres que faltaban en su casa; y, se dio cuenta que en las tiendas de su sector varios productos estaban caros. Entre ellos el tomate, la cebolla y los huevos.  También fue a comprar pollo y la libra que la obtenía a $1.15 ahora la encontró a $1,50.

''La gente en vez de ayudar crea especulación y malestar. Ahora es que debemos estar unidos, pero siempre hay alguien que quiere sacar provecho ante estas situaciones de emergencia'', explicó.

Mientras José Harrín, ayer al llegar a su casa -después de las 16:00-, los guardias de su urbanización (Victoria del Río), no le querían permitir su entrada. Él hombre explicó que por su trabajo estaba llegando a esa hora. Logró ingresar a su residencia cuando presentó el salvoconducto.

''La administración de Victoria del Río había pedido al personal de seguridad que los residentes que lleguen después de las 16:00, no se los deje pasar, es una buena opción para que nadie esté en la calle, pero el toque de queda de ayer fue algo repentino por lo que en esas situaciones se debe ser más flexible'', dijo.

En la urbanización La Rioja, en Daule, los residentes de la etapa Bolonia se encuentran dentro de sus viviendas. En este lugar la administración ha solicitado que nadie puede acudir al parque ni a la piscina, esto durante las 24 horas del día. Esta decisión fue tomada el pasado domingo y será por los 14 días de cuarentena.

Zoila Moscoso quien vive en esta zona junto a sus dos hijos adolescentes, comenta que en su sector la gente si ha acatado las órdenes y se encuentran encerrados en su casa.

La madre de familia aprovechó ayer miércoles para salir a comprar al mercado de Pascuales: ''Me puse de acuerdo con una amiga y salimos a las 06:30, aprovechamos que teníamos un carro terminado en placa impar para estar tranquilas y que nadie nos llame la atención''.

En el sur de la ciudad, la situación cambia, en Fertiza, en la cooperativa Santiago Roldós, Amparito Aguilar se queja que en su sector sus vecinos tomen muy a la ligera el toque de queda. ''Ayer teníamos que estar en nuestras casas ya a las 16:00 y la gente seguía en la calle con tal normalidad. Hasta la tienda de la esquina estuvo abierta hasta las 21:00 y las personas seguían comprando''.

La mujer de la tercera edad que vive en un piso alto desde donde se ve el parque, también confiesa que hay padres que salen con sus niños en la noche a jugar. ''Creo que no estamos conscientes del daño que nosotros mismos nos hacemos''. (I)

Te recomendamos

Las más leídas