Independiente del Valle sacó garra y está en semifinales tras vencer a Pumas en penales

- 25 de mayo de 2016 - 00:00
Jonny Uchuari, Emiliano Tellechea, Luis Caicedo, Gabriel Cortez, Jéfferson Orejuela y Christian Núñez celebran el tanto de Arturo Mina, que le dio la clasificación a IDV a las semifinales de la Copa Libertadores.
Foto: AFP

La Copa Libertadores tiene un protagonista impensado, que frente a Boca Juniors buscará un histórico pase a la final. En la otra llave, Atlético Nacional se medirá a Sao Paulo.

Un derechazo de Arturo Mina, en el último disparo de la serie de penales ante Pumas de México, metió a Independiente del Valle (IDV) en las semifinales de la Copa Libertadores de América de 2016, en las que lo espera Boca Juniors de Argentina. Los duelos se escenificarán después de la Copa América.

Con un hombre menos, luego de ir perdiendo 2-0 en el primer tiempo, IDV marcó un gol y empató la serie ante Pumas de la UNAM en el estadio Olímpico Universitario de México, dejando el lance 2-1, tal como terminó en el Atahualpa de Quito a favor del ‘negriazul’, en el partido de ida, la semana pasada.

Lo más meritorio del elenco ecuatoriano fue mantener la idea táctica pese a la expulsión de Luis Ayala, a los 55 minutos. El ‘negriazul’ no renunció al ataque y, con algo de suerte, a los 66 minutos, acortó distancias a través del portovejense Junior Sornoza.

La incredulidad era tal que no cabía en el rostro del técnico Guillermo Vázquez; el resultado conducía al ‘felino’ al paredón de los penales, donde la fortuna juega un papel preponderante y la presión del público local, muchas veces, suele ir en contra del dueño de casa más que del forastero.

La esperanza se esfumaba

El trámite del compromiso pudo ser menos sufrido para el conjunto ecuatoriano, que generó 2 claras opciones de anotar en los primeros 14 minutos, pero José Angulo no acertó a concretar.

Al contrario, el ‘auriazul’ aprovechó sus 2 primeros ataques y convirtió, generando desconcierto en el visitante. Ambas dianas nacieron en la media cancha por errores en la salida del conjunto de Sangolquí.  

El ariete Ismael Sosa tomó mal parados al zaguero Luis Caicedo y al lateral izquierdo Luis Ayala y en jugadas calcadas definió con derecha, sin dar chance a los bloqueos del arquero Librado Azcona. Las dianas, séptima y octava del argentino-mexicano en el torneo, cayeron a los 15 y 17 minutos.

Pablo Repetto, timonel de IDV, únicamente atinó a pasarse ambas manos por la cabeza; en 2 minutos su equipo pasaba de clasificado a eliminado. El resultado no se producía por un dominio abrumador del cuadro ‘azteca’, sino por pura y mera contundencia de los locales al momento de definir.

Desde el segundo gol, Pumas prefirió defenderse con pelota en posesión y contraatacar, ya que el club ecuatoriano adelantó sus líneas en busca del descuento. IDV se adueñó del medio campo, se acercó al área adversaria, pero le faltó concretar en el último toque.

La ventaja le permitió al plantel norteamericano desempeñarse con comodidad, tanto que desde sus anotaciones no se inclinó con peligro al pórtico de Azcona. Las 2 únicas arremetidas que provocó se dieron a los 30 y 42 minutos, en corridas de Sosa. En ninguna complicó a la defensa forastera, pero en la primera su avance fue cortado por una falta de Arturo Mina, que mereció la tarjeta amarilla.

Al culminar la mitad inicial, tras una falta de Luis Caicedo a Javier Cortés, el árbitro peruano Víctor Carrillo amonestó al ecuatoriano y, minutos después, a Cortés, por excederse en sus reclamos.

Para la segunda etapa, IDV saltó al campo con la disposición de no desesperarse y mantener la calma al momento de resolver. El elenco mexicano, en tanto, buscaría sellar su paso con un tercer tanto.

El local, que desde la primera mitad se dio cuenta de la mala actuación de Luis Ayala, inclinó su peso ofensivo por la izquierda. De nuevo Sosa, sumado a Javier Cortés, Luis Quiñones y Matías Britos, llevaron zozobra a los predios del cancerbero paraguayo-ecuatoriano.

Del infierno al cielo

Tal fue la mala noche de Ayala que a los 55 minutos, después de un planchazo sobre Sosa, vio la tarjeta roja. Esto suponía la destrucción del esquema planteado por Repetto, a cuyos jugadores solo les quedaba matar o morir.

Pumas lo sabía, por eso se lanzó a la ofensiva y, por si fuera poco, Vázquez refrescó su línea de ataque con el ecuatoriano Fidel Martínez, quien ingresó en lugar del colombiano Quiñones.

La insistencia del local no generó más goles, pero puso al filo del abismo a IDV, que se llenó de sancionados, puesto que a los 62 minutos pintó de amarillo a Bryan Cabezas. Otra tarjeta para él, para Caicedo o Mina, y la escuadra ‘tricolor’ habría sumado una nueva baja.

Por todo esto parecía impensable que el representativo de la tierra del hornado llegase a marcar. No obstante, IDV no se dio por vencido y a los 64 minutos, tras una falta de Martínez sobre Julio Angulo, al costado izquierdo del área del golero Alejandro ‘Pikolín’ Palacios, el réferi pitó tiro libre.

Dos minutos más tarde, Junior Sornoza cobró hacia el arco y sin que nadie tocara el balón, frente a la confusión por el movimiento de defensas y atacantes, este se coló por en medio de las piernas del ‘Pikolín’, registrándose la conquista para IDV. ¡Golazo!

Apurado y hasta avergonzado porque un combinado en inferioridad numérica le estaba empatando la llave, el ‘felino’ saltó hacia  campo enemigo. Los embates de Daniel Ludueña, Martínez, Sosa y compañía se encontraron con un Azcona en su mejor nivel y con heroicas salvadas de Mina, Caicedo, Christian Núñez, Jéfferson Orejuela y Dixon Arroyo.

En la contra, José Angulo y Jonny Uchuari pudieron liquidar la serie con el empate, pero no lo lograron.

El marcador establecía que el pleito se desnivelase desde el punto fatídico. Todos los lanzadores del IDV: Gabriel Cortez, Emiliano Tellechea, José Angulo, Luis Caicedo y Arturo Mina derrotaron al meta Palacios; mientras que el cuarto remate de Pumas, proveniente de Sosa, fue detenido por Azcona. La alegría de la plantilla ecuatoriana era indescriptible. Con el 5-3, los rivales tragaban impotencia e IDV sellaba su visado a las semifinales. La dirigencia del combinado del Valle adelantó que la taquilla del encuentro ante Boca Juniors en Quito será donada a los damnificados del terremoto del último 16 de abril. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: