El título mundial tiene impacto en la liga local

- 17 de julio de 2018 - 00:00

Tras la conquista del título mundial por los “Bleus”, el domingo en Moscú ante Croacia (4-2), más allá de la euforia y la alegría, ahora surge la interrogante sobre qué impacto tendrá en el fútbol de Francia esta segunda consagración de su historia.

La Federación Francesa de Fútbol (FFF) va a embolsarse en total $ 38,1 millones de prima de la FIFA. El 30% irá a parar a los jugadores y el resto, a sus arcas.

En lo que se refiere a los patrocinadores, casi sin excepción, los 12 auspiciantes habían renovado sus contratos con la FFF antes del inicio de Rusia 2018 hasta 2023 y no hay una reapertura de negociación prevista, deslizan desde la FFF, sin precisar la existencia o no de bonificaciones en caso de victoria de los “Bleus” en Moscú.

“Tal vez la FFF sepa aprovechar este resultado para negociar nuevos contratos, todo dependerá de su estrategia de marketing”, analiza Christophe Lepetit, economista especializado en deporte en el Centro de Derecho y de Economía del Deporte (CDES) de Limoges.

La victoria en Moscú termina de coronar un largo trabajo de reconstrucción de la imagen de los “Bleus” tras el catastrófico de Sudáfrica 2010, marcada por una “huelga de entrenamiento” de los futbolistas en Knysna.

En el presupuesto 2018-2019, los recursos comerciales (derechos de TV, entradas, patrocinadores) representan $ 185 millones, es decir el 73% del total.

Los éxitos de Kylian Mbappé, Benjamin Pavard y Hugo Lloris tendrán un efecto en el alza en la cantidad de inscripciones para septiembre, cuando arranca la actividad tras las vacaciones, en los 15 mil clubes de fútbol anotados en la FFF.

“Sobre todo entre los chicos de 5 y 12 años, que se van a identificar con los campeones”, pronostica el presidente de la Liga Mediterránea, Eric Borghini. “Va a ser un verdadero desafío recibirlos”, añade a la AFP.

“Necesitamos instalaciones. Entonces, el recorrido en Rusia puede ayudar a las colectividades a invertir”, explica el presidente de la FFF, Noël Le Graët.

Tras la conquista del título mundial en 1998, la FFF registró más de 200 mil federados suplementarios en la temporada siguiente. Por el contrario, tras el papelón de 2010, hubo una hemorragia de practicantes.

“Los futbolistas de la selección francesa se van a revalorizar, pero ellos no juegan en Francia”, apunta Wladimir Andreff, profesor emérito de la universidad de La Sorbona y presidente del Consejo Científico del Observatorio de Economía del Deporte, perteneciente al ministerio de Deportes.

De los 23 de la lista de Didier Deschamps, 9 militan en la Ligue 1, pero solo uno era titular indiscutible, Kylian Mbappé del París SG.

“La brecha entre el campeonato de Francia y la Liga española o la Premier League inglesa sigue siendo enorme”, añade Wladimir Andreff.

No obstante, el éxito “puede resaltar el sistema de formación francés y a los clubes formadores”, comenta el economista.

La selección campeona tiene un promedio de edad de 25 años, 6 meses y 13 días y al menos 15 de los 23 convocados tendrán presencia con el combinado de su país, por mucho tiempo.

Jugadores como el propio Mbappé (19 años), Lucas Hernández (22), Benjamin Pavard (22), Ousmane Dembele (21) o Benjamin Mendy (23) podrán disputar al menos los mundiales de 2022 y 2026, si no son más.

Es decir, Francia tiene plantilla para rato y parece haber superado sus traumas pasados. A pesar de aquello disputó 3 finales mundiales de las últimas 6 copas del Mundo.

“El valor de mercado de estos jugadores seguirá aumentando, porque van a agregar un trofeo importante”, revela Andreff. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: