“Soy creativo, pero por eso no voy a dejar de marcar”

13 de julio de 2011 - 00:00

El nuevo refuerzo de Barcelona ya está en Guayaquil. Se trata del enganche  argentino Damián Díaz,    quien aclaró  que pese a ser un jugador de ataque, suele retroceder a marcar constantemente.

“Muchas veces dicen que soy un 10 clásico, pero no. No voy a dejar de marcar, yo vengo a correr y a jugar”, lanzó el “Elegido”, como es conocido el volante de 25 años.

De los antecedentes que tiene del fútbol ecuatoriano, el “Kitu”, como también es llamado el mediocampista en su país, indicó que ya jugó en Cuenca y Quito, con Boca, en la Copa Libertadores de 2008.

“Me tocó enfrentar a Deportivo Cuenca y Liga de Quito en el año que estuve en Boca. Lo bueno es que no me afectó mucho la altura, un punto que puede ser muy favorable”, expresó Díaz, en referencia a los 2.800 metros de altura con los que se juega en la capital ecuatoriana.

En el mismo tema de la altura, el volante rosarino comentó que en Chile ya   jugó varios metros sobre el nivel del mar.

“Cuando milité en la U. de Chile (2009), ahí tuve que jugar contra el Cobreloa en Calama (2.250 m) y me fue bastante bien”, destacó.

Díaz manifestó que llega en plena actividad y que está listo para jugar   cuando el cuerpo técnico, encabezado por Luis Zubeldía, así lo decida. “De los 38 partidos que tiene el campeonato argentino jugué 35, por eso estoy bien físicamente. Solo resta conocer al grupo y meterme de lleno con las ambiciones de Barcelona”, dijo.

Con respecto a su nuevo equipo, Díaz expresó: “Como profesional uno siempre quiere lo mejor. Es un honor para mí estar en un grande de Ecuador, como también son Boca Juniors en Argentina y la Universidad Católica en Chile”.

En cuanto a su vinculación, esta se da   como préstamo por un año, con opción a compra. El dueño del pase es   Boca Juniors.

Díaz, luego de haber debutado en Rosario Central, fichó a los 22 años con Boca, siendo contratado por cinco temporadas, pero tapado por la figura de Juan Román Riquelme, quien recién había regresado del Villarreal (2008), el “Elegido” tuvo que buscar otros clubes.

En 2009 jugó con la Universidad de Chile,   con la que se consagró campeón, además de ser elegido  integrante del equipo   El Gráfico del país “araucano”.

La temporada anterior, el enganche “albiceleste”, quien entrenará hoy con el primer equipo de Barcelona, jugó en Colón de Santa Fe, club del que procede para militar en los “canarios”.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: