700 policías estarán en el estadio de Liga de Quito

- 27 de abril de 2018 - 00:00
El volante Édison Vega, de Liga de Quito, durante un entrenamiento en Pomasqui. El jugador reemplazará a Jefferson Intriago
Marco Salgado / EL TELÉGRAFO

En el operativo de seguridad se revisarán los buses con aficionados que lleguen de otras ciudades. Guerra se recuperó y será estelar contra Barcelona.

La expectativa aumenta alrededor del partido de este domingo (12:30) entre Liga de Quito y Barcelona. La directiva de la escuadra local sacará mañana a la venta 25.000 entradas y se prevé que en pocas horas se agote todo el papel.

Los seguidores de la “U” deberán acercarse a las boleterías del estadio Rodrigo Paz Delgado entre las 10:00 y las 17:00 para adquirir sus boletos. Para los de Barcelona se destinó el estadio Gonzalo Pozo Ripalda, de Aucas, al sur de Quito, para comprar sus boletos, solo para la general sur alta.

Los valores de las entradas están establecidos en $ 15 la general, $ 25 la tribuna y $ 40 el palco. Según Marcelo Valencia, jefe de taquilla, se espera recaudar unos $ 300.000 con la que sería la mejor asistencia para Liga-Q en lo que va del torneo.

El día del partido, las puertas de Casa Blanca se abrirán a las 09:30. Unos 700 efectivos de la Policía Nacional serán los encargados de precautelar la seguridad de los asistentes.

Pero el operativo de seguridad no se limitará a lo que ocurra dentro del estadio y sus alrededores. Está previsto realizar controles en puntos de ingreso a la ciudad, cuando lleguen los aficionados de Barcelona desde Guayaquil y serán escoltados hasta llegar al escenario.

La Policía impedirá el ingreso de cualquier tipo de instrumentos -bombos, trompetas y otros elementos- que usualmente utilizan las barras organizadas de los clubes.

Esa medida será aplicada, hasta que termine la etapa, a la barra Muerte Blanca de Liga de Quito. Esa sanción fue definida por la Comisión de Seguridad de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF).

El sector estará peatonalizado y solo tendrán acceso vehicular los propietarios de suites y estacionamientos al interior del recinto deportivo. Por esa razón se recomendó acudir al partido en transporte público.

Guerra entrenó con normalidad
El defensa central Franklin Guerra se sumó a sus compañeros y practicó con normalidad, luego de superar un esguince en el empeine derecho. Todo apunta a que sí sería titular el domingo.

El entrenador Pablo Repetto prefirió blindar a su equipo de los medios de comunicación y solo atendió a la prensa un día, cuando se había previsto que sean dos.

Ayer, la plantilla se entrenó en Casa Blanca, donde Repetto definió el equipo. Con la recuperación de Guerra, la única variante sería la inclusión de Édison Vega por el expulsado Jefferson Intriago. (I)    

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: