Octavo grito de gol para “Maxi” Bevacqua

20 de marzo de 2011 - 00:00

La racha del goleador del torneo, Maximiliano Bevacqua, continúa. El argentino marcó su octavo gol en nueve partidos, en el triunfo sufrido 3-2 de los “chullas” sobre Imbabura.

“Maxi” celebró el segundo gol de la tarde para los “chullas”  con una sonrisa que parecía eterna, apuntó sus brazos al cielo y se abrazó con Luis Fernando Saritama, antes de que llegara el resto de sus compañeros.

El equipo que dirige Fabián Bustos empezó a 100 kilómetros por hora, con un buen despliegue en la cancha, comandado por su capitán Luis Fernando Saritama.

Tan solo 8 minutos resistió la defensa “gardenia” y fue “Sari” quien abrió la ruta del triunfo. El lojano se sacó a un  defensa y desde fuera del área remató con potencia, a un ángulo de la valla del  Daniel Vivero, que nada pudo hacer para evitar el tanto.

El tanto tempranero emocionó a la hinchada “azulgrana” que esperaba una goleada, pues el rival  llegaba como el penúltimo equipo en la tabla; sin embargo, eso no ocurrió.

Los “chullas” entraron como en un estado de somnolencia y dejaron de ser el equipo  vendaval de los primeros minutos.

Imbabura era el que  dominaba el balón, llegaba con mayor facilidad, ante la pasividad de la defensa local. En una de esas, Mauricio Folleco puso en aprietos al golero Marcelo Elizaga, con un tiro potente de media distancia, que se estrelló en el horizontal.

Ese fue un aviso del once del DT encargado Eduardo Granda, que de a poco se arrimaba a la portería de Marcelo Elizaga.

Una confusión en el área del “Polaco”, generó un tiro libre indirecto a la altura del punto penal, ya que el arquero tomó el balón con las manos, tras un pase de su compañero Luis Checa.

Una jugada corta entre Franklin Salas y  Francisco Mera terminó con un remate del “Mago” y luego del revolú en el área José Burgos llegó solo para empujar el balón  (29’).

Tras el empate, los “azulgrana” se despabilaron y no se quedaron atrás, por lo que el partido se tornó de ida y vuelta.  Primero golpeó el Quito, con el juvenil Marlon De Jesús, que se acomodó en el área y sacó un tiro que se perdió cerca del poste izquierdo de Viveros.

Después reaccionó el Imbabura, con un gran contragolpe iniciado por Salas, que terminó con un pase para Orlindo Ayoví, que  solo frente a Elizaga mandó el balón a la general sur.

En el segundo tiempo llegarían tres goles más, pero logrados en el último cuarto de hora. En los primeros momentos, Deportivo Quito lucía más ambicioso que su rival y empezó a buscar el gol del desequilibrio.

Imbabura parecía contentarse con el empate y se replegó casi por completo. A los “chullas” no les quedó otra que probar de media distancia, ya que entrar al área se convirtió en una tarea difícil.
Intentaron Morales, Saritama, Michael Quiñónez y hasta Gustavo Rodas, pero Viveros atajó todos los remates del Deportivo Quito.

Después de un error de Isaac Mina, los “gardenios” tuvieron una ocasión clara para adelantarse. El “Mago” quedó solo frente a Elizaga, pero su remate terminó por encima del arco.

A los 74’ apareció “Maxi”, el goleador del torneo con ocho tantos, para poner la tranquilidad. Después de una jugada de Rodas, el ex Manta sacó un remate de media vuelta para mandar el balón al fondo.

Cinco minutos después (79’), el colombiano Luis Perea se estrenó con la camiseta “azulgrana”. Morales centró desde la derecha y el “cafetero” llegó de cabeza para marcar el tercero.

Todo parecía liquidado, pero Jorge Folleco no se quería ir del Atahualpa sin marcar. En el primer tiempo un remate suyo fue directo al vertical, pero  a los 85’ tuvo otra oportunidad y esta vez su potente tiro desde la izquierda venció a  Elizaga.

Los “chullas” se quedaron con los tres puntos y siguen líderes con 23 unidades. La próxima fecha visitan a Liga, en el “Clásico Capitalino”.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: