“No podemos mentir que seremos primeros”

24 de abril de 2011 - 00:00

Más allá que optimista, Iván Borghello es realista. El delantero argentino destaca que Barcelona ha mejorado con la llegada de Álex Aguinaga como técnico, pero que de ahí a pensar que el club podrá terminar primero en esta etapa, hay una diferencia marcada.

“Sabemos que corremos desde abajo, no arrancamos bien y perdimos muchísimos puntos. Dejamos 9 puntos en casa, con los que estuviésemos en mejor puesto, mucho más expectantes. No podemos mentirle a la gente que queremos ser primeros, los de arriba se escaparon”, lanza el “Memo”.

24-4-11-deportes-entrenamiento-de-barcelona02El ariete comenta que tendrá un cotejo diferente contra Deportivo Quito, hoy (11:30) en el estadio Atahualpa, ya que éste fue el primer club en el que militó en Ecuador. “Cuando se enfrenta al equipo en el que uno estuvo antes siempre será especial”, dice.

De su ocasional rival, Borghello cuenta que tiene muchos amigos en la institución “chulla”, cuatro de ellos serán titulares hoy y los enfrentará en el campo. Los elementos que hoy estarán en el once de Fabián Bustos y que coincidieron con el “Memo” en el Quito (2009-2010) son Juan Carlos Paredes, Luis Checa, Ángel Escobar y Oswaldo Minda.

“Conozco gente desde el plano como Checa, (Luis Fernando) Saritama, Minda, un montón de compañeros. También están Ramón Chiriboga (masajista), los cocineros, los utileros, todos son muy buenos amigos”, indica.
De las bajas “azulgrana” (Saritama -lesión-, Isaac Mina y Jairo Campos -expulsados-), Borghello comenta: “el Quito tiene buenos jugadores. No va a estar Saritama, que es fundamental, pero están (Maximiliano) Bevacqua, Paredes y otros... es un equipo muy ordenado”.

El ex “chulla”, quien indica que no festejará si marca hoy, llega motivado a este encuentro, luego de haber anotado dos tantos el sábado anterior, en Machala, ante Olmedo. “El autoestima sube cuando marcas goles, ahí se trabaja mucho mejor. Pero asimismo, hay que buscar ser un delantero muy  útil cuando marque y cuando no”, resalta.

Ya fuera del partido de hoy, Borghelo cuenta un poco más de su vida. “No puedo hablar de mi vida personal sin antes contar como entré en el fútbol”, dice Iván, mientras ríe.

“Me inicié en Paraná, a los 5 años, cuando le dije a mis viejos que quería jugar fútbol. Luego me fui a Newell’s Old Boys y ahí estuve desde los 13 hasta que debuté en primera a los 19”, dice el “Memo”, quien además habla de su apodo. “Es porque me llamo Emiliano y me decían ‘Memi’ y luego el diminutivo se fue deformando y quedó ‘Memo’”, manifiesta.

De su ciudad, Paraná, Borghello (29 años) expresa que es coterráneo de Rodrigo Marangoni (33), a quien no conoció allá porque "él es más viejo, todos saben... ja, ja".

“Con Rodrigo coincidimos en varias cosas, eso ayuda mucho porque tenemos las mismas costumbres. Los dos somos muy tranquilos, como la gente de mi pueblo”, cuenta.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: