Perú le dio dura batalla a Francia en su eliminación de la Copa del Mundo

- 22 de junio de 2018 - 00:00
El francés Blaise Matuidi (i) consuela al delantero peruano Paolo Guerrero, al final del partido que se disputó en el Arena Ekaterimburgo.
Foto: EFE

La selección sudamericana quedó apeada del torneo tras dos derrotas consecutivas, a pesar de que mostró un buen fútbol ante los europeos. Igual que como sucedió con Dinamarca, su pecado fue la falta de definición.

Un tanto de Kylian Mbappé, que entró en el restringido grupo de los goleadores de menos de 20 años en mundiales, dio a Francia la clasificación para los octavos de final del certamen de Rusia y apagó el sueño de Perú, eliminado de forma matemática en su retorno a la competición 36 años después.

Cruel suerte para un equipo que demostró capacidad para codearse con los grandes, que miró a los ojos a la subcampeona de Europa, plagada de estrellas, pero que, tal como sucedió en su debut el pasado sábado contra Dinamarca, pagó caro su falta de puntería.

La Blanquirroja tendrá que sacar lecciones de un mundial al que llegó tras una serie de 15 duelos sin derrota y donde sumó dos consecutivas. El equipo que había marcado 29 goles en 20 partidos en la fase de clasificación no ha logrado ninguno en los dos primeros duelos del Mundial.

La selección de Ricardo Gareca saltó al campo de Ekaterimburgo, abarrotado de gargantas peruanas dispuestas a alentarla, sabiendo que el único resultado que los dejaba fuera de la competición era la derrota, porque el empate entre Dinamarca y Australia los dejaba con vida en caso de no perder.

Gareca alineó a Paolo Guerrero en la punta del ataque y dejó en el banco a Jefferson Farfán, en busca de una solución que resolviera la falta de acierto del primer duelo.

Pero de nuevo erraron en la misma piedra. No fue tan flagrante como ante los escandinavos, porque el rival era de más calidad, pero Perú llevó el peso del encuentro, buscó más el arco rival y dispuso de ocasiones para, al menos, no irse perdiendo.

Lamentarán hasta el llanto las ocasiones falladas de nuevo, sobre todo la que tuvo Guerrero a los 31 minutos en una buena jugada de Christian Cueva, detenida por el portero francés Hugo Lloris, que cumplía 100 partidos bajo los palos y la que estrelló en la cruceta en el 50 Pedro Aquino, titular ante los problemas físicos que arrastra Renato Tapia.

Lo intentó por todos los medios, con la entrada de Farfán en el lugar de Yoshimar Yotun, a riesgo de debilitar el centro del campo, pero nada logró desarbolar a Francia, que mejoró su aspecto con respecto a su partido inicial contra Australia.

Didier Deschamps apostó por un equipo menos ofensivo para contrarrestar la fogosidad peruana y, con más espacios, su imagen mejoró, sin por ello dejar una gran huella.

A falta de que aparezca Antoine Griezmann, que no atraviesa un buen momento de forma, Francia ha encontrado a un buen Paul Pogba, luchador y con fe, que estuvo en el origen del gol de Mbappé. De sus botas salió la jugada que, con fortuna por un rechace, dejó al atacante franco para marcar.

Igual que había sucedido contra Australia, cuando con fe y también con suerte provocó el tanto que dio la victoria a Francia.

Perú se volcó en busca del empate, pero esta selección está reñida con el gol en Rusia. Acorraló a Francia, embotellada en su campo por el empuje peruano, pero se mantuvieron en pie los muros galos, pese a las embestidas.

Casi todo el segundo tiempo, la selección sudamericana consiguió dominar el partido, mientras que Francia apostó al contragolpe, con la velocidad de sus extremos, a los que casi nunca llegó a utilizar.

Francia suma siete duelos sin perder en competiciones oficiales contra naciones sudamericanas y 758 minutos sin recibir un tanto. El último se lo marcó el brasileño Careca en cuartos de final del Mundial de 1986. (I)  

 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: