Macará empata con un Cuenca que no reacciona

- 16 de abril de 2018 - 00:00
El portero Brian Heras (blanco) no oculta su malestar por el resultado. Las caras largas son una constante en Deportivo Cuenca luego de cada partido.
Foto: API

El “Celeste” mantuvo el empate a un gol, pese a tener un hombre menos. El “Expreso Austral” no mejora su desempeño y está en undécimo lugar.

Las pifias y los gritos de desazón desde las gradas le dieron marco “musical” al mal momento de Deportivo Cuenca, que ayer no pudo como local en el estadio Alejandro Serrano Aguilar e igualó a un tanto con Macará de Ambato.

La paciencia de los hinchas topó límite y piden la cabeza del director técnico argentino Aníbal Biggeri, a quien la dirigencia ratificó su confianza en el transcurso de la semana pasada.

Las reflexiones de la parcialidad “morlaca” dividen en dos segmentos la labor del timonel “rioplantense” al frente del “Expreso Austral”. El primer capítulo encierra el triunfo 2-1 sobre Liga de Quito en el arranque del torneo y la clasificación a la segunda ronda de la Copa Sudamericana tras eliminar con tintes épicos por la vía de los penales al Sportivo Luqueño de Paraguay.

En el segundo bloque está todo lo malo; el representativo de las camisetas “coloradas” no ha sido capaz de consolidar un estilo que le permita hacerse respetar en casa e importar puntos desde otras canchas.

Totaliza apenas 6 unidades en nueve presentaciones, producto de una victoria y tres empates y desde el viernes pasó a ocupar el undécimo puesto entre los 12 elencos de la serie A. Es decir, cayó a la zona del descenso.

Esa ubicación la estrena después de que Técnico Universitario derrotara 3-2 al Delfín en el estadio Bellavista de Ambato, consiguiendo su primer triunfo y escapando al décimo lugar.

Lo que Biggeri ha dicho es necesitar tiempo, porque del plantel salieron exponentes que el año pasado resultaron claves. Actualmente se acomoda con algunos canteranos, pero es menester darles continuidad para que ganen experiencia y se acoplen.

El sopor del combinado rojinegro es tal que ayer no pudo doblegar a Macará, pese a que se quedó con un hombre menos desde los 43 minutos, momento en el que fue expulsado el zaguero César Mercado.

El “Ídolo de Ambato”, que llegó a 12 puntos, se mostró más sólido y disimuló la falta de un elemento; tiene la ventaja de mantener al estratega Paúl Veléz desde 2016, logrando identidad de juego.

El “Celeste” se adelantó a los 42 minutos a través de un tiro penal que ejecutó el artillero argentino Juan Manuel Tévez. El Cuenca niveló el marcador al expirar el primer tiempo; Moisés Corozo anotó en propia puerta al tratar de desviar un centro bajo que desprendió Juan Diego Rojas.

En la fecha 10, el “Morlaco” visitará a Barcelona; Macará recibirá a Liga de Quito. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: