La “U” se plantea ganar el título sin jugar final

- 10 de julio de 2018 - 00:00
El volante Gastón Rodríguez (c) celebra con Aníbal Chalá (abajo) y Édison Realpe tras ganar la primera etapa.
Foto: API

Pablo Repetto no quiere que ningún jugador se marche a medio año, con la plantilla ya consolidada. Este semestre disputarán también la Copa Sudamericana.

Liga de Quito obtuvo el primer premio del Campeonato Ecuatoriano de Fútbol, pero no quiere que sea el único.

Ganó la primera etapa para convertirse en el finalista del torneo, pero el objetivo no termina ahí.

El entrenador Pablo Repetto advirtió que irán por la segunda etapa del certamen para ser campeones directos, sin necesidad de ganar la final. El calendario será movido en el segundo semestre, pero se siente satisfecho con la plantilla que posee.

Los “albos” no llegaban a una final del campeonato desde 2015. En esa edición ganaron también la primera etapa; en la segunda tenían todo para ser campeones directos, pero fracasaron en el intento.

Emelec ganó la etapa por apenas un punto y la final se tuvo que jugar con victoria para los azules.

El equipo no quiere que aquello suceda de nuevo y se plantean un esfuerzo adicional para conseguirlo.

Repetto no quiere que salgan futbolistas a mitad de año porque ya consiguió que la plantilla se consolide. Por ahora tampoco existen fichajes, pero no se descarta sumar a otros elementos, que solo serían nacionales, pues la cuota foránea está completa y no se modificará.

El estratega se refirió al argentino Hernán Pellerano, que es el que menos ha actuado entre los extranjeros (entró en dos partidos al cambio y suma 82’). “A él lo conocemos muy bien y queremos que sea un aporte para la segunda etapa”.

Después de terminar la primera etapa, este fin de semana contra Deportivo Cuenca, Liga preparará la continuación de su participación en la Copa Sudamericana.

El 25 de julio recibirá en el estadio Rodrigo Paz Delgado a Vasco da Gama de Brasil, por la segunda fase de la Sudamericana. El 9 de agosto se jugará la revancha contra los brasileños en Río de Janeiro.

“El calendario de la segunda etapa será muy apretado. Por esa razón, los jugadores necesitan un descanso para que puedan recargar las pilas para lo que se viene”, indicó el uruguayo.

En ese sentido se prevé que en último partido frente a Deportivo Cuenca, varios titulares habituales descansen y actúen otros elementos que han tenido menos oportunidades en el año.

También se aprovechará para recuperar a Ánderson Ordóñez, que se lesionó hace dos jornadas y ahora con la final en el bolsillo podrá ponerse a punto para el inicio de la segunda parte del campeonato nacional.

El aspecto económico también representa un beneficio al ganar la etapa. En primer lugar, jugar la segunda fase de la Sudamericana aporta un premio de $ 300.000. Si superan a Vasco, aumentarán $ 375.000 a sus arcas.

Mientras que al ser finalista ya será “Ecuador 1” en la Copa Libertadores de América 2019. El próximo año, la Conmebol ofreció mejorar los premios con respecto a esta edición y los pretende doblar.

Es decir, solo por clasificar al torneo y jugar la fase de grupos, los equipos recibieron $ 600.000. Si se cumple el ofrecimiento del ente su- damericano, los clubes recibirán $ 1,2 millones e irá en aumento por cada fase.

El formato cambiará por primera vez en la historia de la Libertadores, pues en 2019 se disputará el título en una única final, tal como se realiza en la Champions League.

La sede aún está por definirse. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: