Caparrós no renunciará al Sevilla a pesar de la leucemia crónica

- 09 de abril de 2019 - 00:00
El entrenador español Joaquín Caparrós durante el pasado partido de Liga española que dirigió ante el Valladolid.
Foto: EFE

El DT del club español, que dio a conocer el pasado domingo su padecimiento, reveló que no necesita tratamiento y que seguirá al frente del equipo. En 2018 otro técnico, Eduardo Berizzo, anunció que tenía cáncer de próstata.

El DT del Sevilla, Joaquín Caparrós, sorprendió a hinchas españoles y del mundo  el domingo pasado, tras la victoria por 0-2 de su equipo en Valladolid, al revelar que padece una “leucemia crónica” que no le impedirá ejercer su trabajo con normalidad.

Caparrós aclaró que su enfermedad “no requiere tratamiento” y le “permite hacer vida normal”, por lo que ha tomado la determinación de “no hablar del tema”, ya que es “algo particular” que no interfiere en su labor como responsable técnico del primer equipo sevillista.

“Voy a disfrutar de mi profesión. No tengo ningún tipo de tratamiento y le doy las gracias al presidente y al director deportivo por esta oportunidad”, dijo.

El preparador ha comparecido brevemente, en un video que ha difundido el Sevilla, en la zona mixta del Nuevo Zorrilla junto al presidente del club, José Castro y su recién repescado director deportivo, Ramón Rodríguez “Monchi”, para transmitir normalidad a la plantilla y a los medios de comunicación.

El pasado 18 de marzo, en la presentación de “Monchi”, este no descartó que Joaquín Caparrós sea el director técnico del equipo elegido para dirigir al Sevilla la próxima temporada pese a que su dolencia ya había sido diagnosticada, pues lo considera perfectamente capacitado.

Por segunda temporada consecutiva, un entrenador del primer equipo del Sevilla sufre una enfermedad grave durante una temporada, después de que al director técnico argentino Eduardo “Toto” Berizzo le fuese detectado un cáncer de próstata que lo obligó a interrumpir su desempeño deportivo.

El 15 de diciembre, Berizzo volvió a sentarse en el banquillo del Sevilla pero fue destituido en la víspera de Navidad, antes de que, a comienzos de febrero, informase mediante un comunicado de que había superado por completo su enfermedad.

El DT no reveló el tipo de leucemia que padece
La leucemia es un cáncer de los glóbulos blancos, un tipo de células de la sangre que ayudan al organismo a combatir infecciones.

Hay dos tipos de leucemia crónica: linfocítica o mielógena. En la linfocítica crónica, hay demasiados linfocitos, un tipo de glóbulos blancos; mientras que en la mielógena crónica, hay demasiados granulocitos, que son un tipo específico de glóbulos blancos.

Aunque Caparrós no ha puesto apellido a su leucemia crónica, la leucemia linfocítica crónica es uno de los tipos más comunes de leucemia en adultos.

Se suele presentar durante o después de la edad madura, según el Instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos. Además uno de los tratamientos estándar de esta enfermedad es la vigilancia estrecha de la afección sin administrar ningún tratamiento hasta que los síntomas se presenten o cambien.

Y esto coincidiría con lo afirmado por Caparrós de que no requiere ningún tipo de tratamiento. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: