Zamora cumplió parte de su sueño en el “Ídolo”

- 24 de abril de 2018 - 00:00
Steven Zamora se despoja de la camiseta tras marcar su primer gol con Barcelona, ante Deportivo Cuenca.
Foto: API

El volante marcó un gol en su debut con el equipo del que es hincha. Durante la celebración lloró porque se acordó de su padre recién fallecido.

Yilmar Steven Zamora vivió el domingo su momento más emotivo dentro del fútbol, tras debutar y convertir su primer gol con el equipo de sus amores: Barcelona.

En enero, con 28 años, fue presentado como refuerzo del club junto a tres jugadores. Llegó proveniente de Fuerza Amarilla, de Machala, al que defendió por dos años.

Ese día confesó ser hincha del “Ídolo” y dejo notar toda su alegría cuando el dirigente Juan A. Cuentas le entregó la camiseta con el número 27.

Durante todo ese tiempo  trabajó duro para ganarse un puesto en el equipo titular. Nunca bajó los brazos y ese sacrificio tuvo su recompensa el domingo, cuando Guillermo Almada dispuso que ingresara en lugar de Víctor Ayala.

Transcurrían 75’ del juego entre Barcelona y D. Cuenca y Almada necesitaba ordenar la media cancha. El DT observó a su costado y le ordenó a Zamora quitarse el chaleco para entrar. El volante solo necesitó tres minutos en la cancha para demostrar sus condiciones y sus ganas por cumplir su sueño.

Recibió el balón al borde del área y con un potente remate venció a Brian Heras y sentenció el 2-0. El festejo fue en grande. Corrió, se despojó de la camiseta y tras arrodillarse se desplomó en el sector de las bancas.

Acto seguido llegó todo el equipo –titulares y hasta los suplentes–, todos se fundieron en un abrazo porque sabían lo que significaba ese tanto.

La alegría por el debut y el gol se mezcló con la nostalgia, ya que en marzo sufrió uno de los golpes más duros de su vida: la muerte de su padre. Las cámaras que lo enfocaron captaron su rostro lleno de lágrimas y sus manos hacia el cielo como ofreciendo el gol.

Los compañeros lo “arroparon”
Esa celebración reflejó no solo la unión que existe en el interior de Barcelona. Sino también el cariño y afecto que sus compañeros le tienen a Zamora. “Sentí emoción y alegría. Lo que más quería era que mi papá me viera jugar. Barcelona es una familia, me ayudó a pasar este dolor”.

El 11 de marzo, el equipo le dedicó el triunfo (1-0) ante Delfín tras conocer el sensible fallecimiento de su padre. La dirigencia, a través de sus redes sociales, anunciaron la terrible noticia y al interior del grupo se unieron para apoyar a su compañero.

En un diálogo con Radio Súper K-800, Zamora dio a conocer que uno de sus referentes como jugador y persona es Segundo Castillo. “Él  siempre está alegre; con toda la trayectoria que tiene, nos trata a todos muy bien. Nos da ánimos para entrenar”.

Otro de los compañeros que está pendiente de él es el capitán Matías Oyola.  “Desde que llegué al club se me acercó a preguntarme cómo estaba. Es un privilegio  que un referente del club esté siempre pendiente de uno. Máximo (Banguera), Ariel (Nahuelpán), todos son unas excelentes personas”. (I) 

Barcelona tiene 60 días para pagar a B. Alemán

Una nueva notificación de la FIFA por deuda llegó a Barcelona.

El club tiene 60 días para cancelar $ 480.000 a Brahian Alemán, de lo contrario, perderá seis puntos en el torneo local.

Actualmente los “toreros” suman 26 unidades y son líderes de la tabla de posiciones del torneo.

José F. Cevallos, presidente del club “canario”, fue quien anunció el plazo dado por la FIFA y lo hizo ante los medios de comunicación antes de la victoria (2-0) frente a Deportivo Cuenca.

La deuda con Alemán, según explicó el presidente del club, se desglosa en dos rubros: tres meses de sueldo (octubre, noviembre y diciembre de 2015) y tres letras de $ 120.000 cada una, aproximadamente.

“Estas letras no sabíamos de qué concepto eran, porque en el contrato no estaban. Pero eso lo vieron en el TAS (Tribunal de Arbitraje Deportivo) y lograron demostrar que fue firmado por el expresidente (Antonio Noboa); entonces, tenemos que pagar”.

Alemán llegó a Barcelona a inicios de 2015 y fue contratado por la dirigencia liderada por los hermanos Noboa. Pero en octubre de ese año la antigua dirigencia dejó la institución para que la asumiera Cevallos.

Su salida del club se dio a inicios de 2016, su nuevo equipo fue Liga de Quito. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: