El trofeo para el campeón ecuatoriano cuenta con una cámara del tiempo

- 15 de diciembre de 2018 - 00:00
El campeón 2018 se llevará una copa con elementos históricos del fútbol nacional. Fabrizio Holguín (diseñador), junto con su equipo, trabajó 3 meses.
Foto: Miguel Castro / El Telégrafo

El trofeo que se llevará el campeón ecuatoriano 2018 (Liga de Quito o Emelec) fue elaborado en tres meses y está compuesto de bronce, plata, oro y madera. El diseño estuvo a cargo de Fabrizio Holguín, artista que también elaboró el trofeo del campeón nacional 2017, que reposa en las vitrinas de Emelec.

El principal auspiciante del torneo local, Lubricantes Havoline, a través de su sitio web, realizó una encuesta para que los hinchas decidan -entre cinco opciones- cuál sería el trofeo que recibirá el campeón 2018.

Walter Frei, director de marketing de Havoline en Ecuador, explicó que el trofeo tiene elementos destacados del balompié ecuatoriano y de su historia, que se ubicaron dentro de una cápsula del tiempo.

Frei explicó que luego de entregarla al campeón, se consultará con el equipo para establecer un tiempo para abrir la cápsula, pero que será dentro de muchos años.

“Dentro se encuentran diferentes elementos, como en el caso de Emelec, una camiseta de 1957 de Rómulo Gómez; en el caso de Liga, tenemos al “Pato” Urrutia, quien nos dio su camiseta con la que quedó campeón en 2007; en Barcelona fue el mismo Carlos Alfaro Moreno que ofreció su camiseta de 1997. Y tenemos las bandas de capitanes de otros campeones”.

Aunque no reveló el valor comercial de la copa, Frei aseguró que es similar al de la Champions League, es decir unos $ 6.000.

Con la intención de acercar el trofeo a los equipos e hinchas se realizaron varios viajes para exponerla. Según relata Frei, el fin de semana pasado llevaron el trofeo al estadio Rodrigo Paz, ya que existía la posibilidad de que Liga de Quito ganara la etapa y se convierta en campeón.

Incluso, ese mismo fin de semana tuvieron que trabajar contrarreloj, ya que la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) les recordó que si Liga ganaba el título, el vicecampeón sería Barcelona que jugó ese mismo día ante El Nacional en el estadio Olímpico Atahualpa. “Tuvimos que armar una minitarima y tener las medallas listas.

600 horas de elaboración
Fabrizio Holguín y su equipo de trabajo, conformado por Wellington Quiñónez, Jonathan Quiñónez, Adrián de los Santos y Lenín Andrade, trabajaron 600 horas (cerca de tres meses) para elaborar el trofeo del campeón 2018, tras recibir las sugerencias de la empresa auspiciante.

“Queríamos una copa y no un trofeo. Se peleó bastante  por la forma de la copa en sí, pero pensamos en la bóveda. Las asas dieron problemas, porque casi todas las copas tienen asas parecidas, así que decidimos ponerle las astas doradas cruzadas en referencia al primero y último de los campeonatos de la FEF”.

Holguín explicó que la idea de la bóveda (cápsula del tiempo) fue de Frei y que es en sí el alma de la copa, ya que contiene la historia de los campeones ecuatorianos. Otro aspecto importante es la incorporación de los escudos de los 12 clubes de la serie A.

“El balón (ubicado arriba) tiene una base circular que se sella por interno con la copa en sí. No sabemos cuándo se abrirá, pero al ser la última copa de la FEF queríamos colocarle alma”.

Holguín, médico cardiólogo de profesión, le dedica la elaboración de la copa a sus familiares y amigos, en especial a su padre Telmo.

Debido a sus componentes (bronce, plata y oro), la copa deberá pasar por una etapa de mantenimiento luego de que se la entregue al campeón, ya que la manipulación podría quitarle brillo. (I

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: