Recibió la notificación por correo electrónico

El proyecto de Soler se cancela tras 2 meses y una sola victoria

07 de octubre de 2014 - 00:00
Los argentinos Jorge Célico (izq.) y Luis Soler durante una práctica de Universidad Católica, el día en el que Célico cedió su lugar a su compatriota. Foto: Archivo / El Telégrafo.

Recibió la notificación por correo electrónico

El argentino Luis Soler dejó de ser entrenador de Universidad Católica después de no conseguir ningún triunfo en 7 partidos del campeonato nacional. La pobre producción del equipo ‘celeste’ determinó la salida de Soler y el regreso de Jorge Célico, a quien había reemplazado desde el 6 de agosto.    

El entrenador contó que le notificaron que no continuaría en el equipo a través de un correo electrónico, ayer por la mañana. “Yo no renuncié. Había firmado por un proyecto de 1 año y medio (hasta diciembre de 2015), pero recibí un mail indicándome que no continuaba más en el club”, contó Soler.

El estratega nacido en Buenos Aires señaló que su salida del equipo se debe a “la poca paciencia de la dirigencia”. “Tuvimos muchos problemas en el armado del equipo y en la continuidad de un 11, por las lesiones constantes de los jugadores. Dos meses es muy poco para poder trabajar”, comentó.

Exactamente 2 meses duró la etapa de Soler en Católica y también la etapa de director deportivo que había empezado Célico. El argentino arrancó su ciclo al inicio de la segunda etapa, donde solo consiguió 2 empates y 5 derrotas. El club tiene 3 partidos pendientes.

Precisamente con esos compromisos pospuestos, Soler pretendía sacar al conjunto universitario de la posición incómoda en la que había caído. Deben jugar con Olmedo, un rival directo en esa disputa, Independiente del Valle y Emelec.

En Copa Sudamericana la producción fue pobre. Superó la primera fase ante Deportivo Anzoátegui de Venezuela, luego de 2 empates y una sufrida victoria en la tanda de penales. En la siguiente ronda, cayó 2-0 en Chile contra Huachipato y ganó 1-0 en la vuelta, resultado que no le alcanzó, pero significó la única victoria de Soler en los 11 encuentros que dirigió entre Copa y campeonato nacional.

“Recibí un llamado de Francisco Egas (directivo del club) para que asuma la conducción del equipo a partir de mañana (hoy) porque habían tomado una resolución con respecto a Luis. Son momentos difíciles, porque cuando se hizo este cambio se lo hizo con toda la buena voluntad”, comentó Célico.

El entrenador del ‘Trencito Azul’ desde hoy, aseguró que aún no conversó a fondo con Soler, pero sí notó cómo se encontraba anímicamente ante la seguidilla de malos resultados. “Estaba muy golpeado anímicamente, pero son esas cosas feas que suceden en el fútbol. Se dio de esta manera y hay que asumirlo”, agregó el argentino.

El objetivo principal de Célico es salvar al equipo del descenso. Al finalizar la primera etapa, él dejó a Universidad Católica en el sexto lugar en la tabla acumulada, pero tras la derrota del domingo, el equipo quiteño se ubicó en el penúltimo lugar con 30 puntos, 5 más que el último, Manta, y 1 menos que el décimo, Olmedo. “La prioridad es mantener la categoría. Es difícil, pero vamos a luchar hasta el final”, argumentó.

El bajón de Católica coincidió con la mejora de DeportivoCuenca y Deportivo Quito, que también rondaron los últimos lugares en algunas fechas del torneo.

El propio Célico fue quien recomendó a su compatriota para que lo supla en la dirección técnica. Él reconoció que estaba ‘un poco cansado’ de la dirección técnica y por eso optó por un cargo más tranquilo dentro del club.

Célico tendrá 2 semanas para entrenar a su equipo, antes de que se dispute la fecha 11 del torneo nacional. En el estadio Olímpico Atahualpa recibirá a Liga de Loja y pretende ganar por primera vez en la segunda etapa para lograr puntos que signifiquen la salvación.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: