El elenco “gardenio” frenó el ascenso del Deportivo Quito

17 de abril de 2011 - 00:00

El “Mago” Franklin Salas lanzó dos “hechizos” sobre Deportivo Quito, para dejarlo sin la chance de recuperar la  punta del torneo  y otorgarle a su equipo, el Imbabura, una victoria 3-2, que terminó con “ole” incluido coreado por la hinchada “gardenia”. Con la derrota “chulla”, Emelec sigue como único líder  de la tabla con 27 unidades, pues los “azulgrana” se quedaron con 24.

Con un tanto de tiro libre  y otro de cabeza  sobre el final del partido, Salas se convirtió en la figura de su club, que sumó 11 puntos y ascendió hasta el décimo lugar.

El partido jugado en el Olímpico de Ibarra comenzó con ventaja para el Quito: Maximiliano Bevacqua anotó a los 9   minutos del partido. Luis Fernando Saritama lanzó un centro desde la izquierda y “Maxi” se adelantó a la zaga y al golero Johvani Ibarra, para marcar el primero.

El DT Fabián Bustos decidió dejar fuera del partido a Marcelo Elizaga por el nacimiento de su cuarto hijo, por lo que Adrián Bone tuvo la oportunidad de debutar en el torneo.

A los 22 minutos, Imbabura tuvo su premio en los pies de Édison Vega, el capitán “gardenio”. En un contragolpe bien elaborado y después de una mala salida de Bone, el volante lo eludió y solo colocó el balón por sobre los zagueros, para marcar el empate.

Las cosas se complicaron para los “chullas” con la expulsión de Isaac Mina, quien vio la segunda amarilla, por protestar. El defensa le reclamó al árbitro Diego Lara que lo de   Santiago Morales sobre Vega no fue falta y el central lo echó. En ese tiro libre apareció Salas, para colocar por sobre la barrera su disparo y anotar (40’).

A pesar de la lluvia, las acciones no dejaron de crearse en los dos arcos y por poco “Sari” iguala el partido, cuando vio salido a Ibarra e intentó rematar por encima del portero, mas su remate impactó en el horizontal.

En el ST, el “Toro” agotó sus cambios con el ingreso de Gonzalo Rovira, Gustavo Rodas y Juan Carlos Paredes. Con diez hombres, los “azulgrana” estaban decididos a conseguir el empate y lo hicieron. Rovira aguantó un balón  en el borde del área, habilitó a Oswaldo Minda, quien lanzó un pase retrasado al que  llegó Bevacqua para tocarla y marcar su décimo gol en el torneo (59’).

Pero el Imbabura insistió y el “Mago volvió a aparecer. A los 89’ un centro de Jorge Folleco permitió a Salas llegar al segundo palo, ganarle el cabezazo a Jairo Campos y marcar  su segundo en el partido, el sexto en el campeonato. Sobre el final el central también expulsó a Campos.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: