Ecuador quedó fuera de la Copa América

- 24 de junio de 2019 - 19:55
Foto: Foto: @CopaAmerica

El combinado dirigido por Hernán Darío Gómez sumó un punto de nueve posibles. En la tabla general terminó undécimo entre 12.

El empate 1-1 ante Japón fue el punto final a una participación ecuatoriana en la Copa América Brasil 2019 que puede ser calificada como fracaso por los números y el rendimiento mostrados por el equipo de Hernán Darío Gómez.

La escuálida defensa ecuatoriana, que en tres partidos recibió siete goles, fue el factor preponderante para esta efímera presentación tricolor en el torneo.

El promedio de 2,3 goles recibidos por cotejo denota que “El Bolillo” Gómez nunca encontró un sistema que pudiera proteger al golero Alexánder Domínguez.

El cuarto de hora inicial fue siempre un problema para la retaguardia ecuatoriana. Los goles recibidos ante Uruguay, en el minuto 6, y contra Chile (8 min), son un claro ejemplo.

Sin embargo, pareció que los dirigidos por Gómez no aprendieron la lección y este lunes 24 de junio en el minuto 14 ya perdían por 1-0. Además de los problemas defensivos, el estratega “cafetero” tuvo que lidiar con las expulsiones y el bajo rendimiento de los elementos escogidos para este sector.

Alineaciones: 

El primero en dar dolores de cabeza fue el lateral José “Choclo” Quintero, quien vio la tarjeta roja en el duelo ante los charrúas. Luego, Arturo Mina mostró un opaco desempeño e incluso marcó un autogol ante la “celeste”. Y en el segundo compromiso (derrota 2-1 ante Chile), Gabriel Achilier siguió el mismo camino de Quintero.

Ante estas vicisitudes Gómez tuvo que echar mano de Robert Arboleda, hombre pedido desde el arranque del torneo por su experiencia jugando en Brasil.

El ingreso del back central del Sao Paulo afianzó en algo un sector que también tuvo inconvenientes con los laterales. En el debut contra los uruguayos arrancaron como titulares José Quintero y Beder Caicedo, y terminaron jugando Cristian Ramírez y Pedro Pablo Velasco.

Si bien el principal problema fue la zona pasiva, el medio campo y la delantera no se quedaron atrás en el bajo rendimiento. Luego de caer estrepitosamente ante los uruguayos, el director técnico puso un tridente de volantes conformado por Jéfferson Orejuela, Carlos Gruezo y Sebastián Méndez, y no volvimos a ver a Jéfferson Intriago en el certamen.

El jugador, hasta hace poco de Liga de Quito, transitó en el campo en el estreno y lejos estuvo de ser aquel líder de los “universitarios”.

La eficacia frente al arco contrario estuvo peleada con los tricolores: un remate al arco ante Uruguay, y cinco frente a Chile ejemplifican lo dicho. Los tantos de Mena contra Japón y Énner Valencia (penal) ante “la roja”, no escondieron el pobre poder del ataque nacional.

“Bolillo” se dedicó a hablar más que a entrenar y buscar soluciones sobre la marcha. Su discurso diario era que no lo contrataron para el certamen continental sino para las Eliminatorias Sudamericanas al Campeonato Mundial Catar 2022.

El certamen no ha sido una competición favorable para los ecuatorianos. Tanto, que en 121 partidos jugados entre 1939 y 2019 apenas ganó 16, perdió 82 e igualó 23. La mejor posición que obtuvo fue cuarto en las ediciones de 1959 y 1993, ambas en Ecuador. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: