Disparos de Acosta valen 6 puntos para los “albos”

22 de agosto de 2011 - 00:00

El argentino Lucas Acosta estuvo en la banca 76 minutos, hasta que el DT Edgardo Bauza decidió hacerlo ingresar en sustitución de Miler Bolaños. En ese mismo minuto, el mes anterior, el “gaucho” le dio el triunfo 1-0 a Liga sobre el Imbabura. Y como cosa de fútbol, ayer marcó de nuevo el tanto de la victoria 2-3 sobre El Nacional en el segundo minuto adicional del encuentro (92’).

Acosta entró por Bolaños, quien salió molesto, pues había sido un gran aporte para los “azucenas” circulando por todo el frente de ataque. El santafesino entró al campo, pero su fútbol no se sentía; incluso dio algunos pases errados y perdió el balón con facilidad en ciertas acciones, cuando faltaba poco tiempo para que concluyera el partido.

Parecía que tenía una bronca interna porque nada le resultaba y cuando la gente empezó a abandonar el estadio, pensando que el empate estaba escrito, apareció el fútbol de Acosta, para aprovechar un pase de Ezequiel González, el cual definió cruzado.

No le importó nada en ese momento; se sacó la camiseta para celebrar y se dirigió cerca de donde se ubicó la Muerte Blanca. Este fue su cuarto cotejo con los “albos”. Para la estadística queda que los dos goles que lleva en el torneo, han valido  3 puntos cada uno para mantenerse como escolta de Deportivo Quito con 12 puntos.

Pero antes del tanto definitivo, el clásico en el Atahualpa tuvo todos los ingredientes para ser atractivo: goles, pelotas en los postes, atajadas de los goleros, altercados y sobre todo fútbol desde el minuto uno hasta los adicionales, cuando llegó el gol del triunfo.

Precisamente, la emoción llegó de entrada con un tiro libre distante de Javier Chila; parecía que  entraba, mas Alexander Domínguez se estiró en extremo  y logró sacarla por encima del horizontal. El partido rápidamente se hizo de ida y vuelta con aciertos y errores, pero con ambas escuadras decididas a buscar el gol, que no demoró en llegar en el primer cuarto de hora.

A los 14’ José Madrid armó una jugada por derecha con Marvin Pita. El lateral derecho dejó de taco al capitán “militar”, éste se tomó unos segundos y cuando vio que Madrid corrió, le envió un pase perfecto, que él no desperdició y sacó  un remate cruzado imposible para “Dida”.

Los “albos” no se quedaron amargados por el gol y casi de inmediato lograron el empate (18’). Geovanni Caicedo rechazó largo y prácticamente sin ver, pero “sin querer” le salió un pase para Hernán Barcos, que superó en velocidad a Frickson Erazo y envió el balón por encima de Danny Cabezas.

Antes del inicio del segundo tiempo se produjo un enfrentamiento entre la Policía y la Muerte Blanca, en la general norte. Al parecer  algunos aficionados querían entrar a la cancha e ir al sitio donde se hallaba la hinchada visitante para recuperar una bandera que les habían  supuestamente  robado. El problema fue superado y los jugadores se preocuparon de lo suyo. Liga se puso en ventaja con un segundo gol del “Pirata” (56’), desde el punto penal, luego de una falta de Cabezas sobre Bolaños. El argentino aumentó su cuota a 11 en el torneo.

Pero si los “albos” golpearon, los “criollos” no se quedaron atrás y nuevamente apareció Pita. Esta vez habilitó a Juan Luis Anangonó a los 68’ y definió cruzado para hacer inútil la volada de Viteri. El goleador de El Nacional se quedó con 12 goles, porque el horizontal le negó su tanto número 13. En una jugada posterior falló solo frente al “Mono”, luego de un pase al vacío de Édison Preciado.

Liga tampoco dejó de jugar y el “Equi” hizo correr a los suyos en reiteradas ocasiones. Se juntó bien con Bolaños y el ecuatoriano definió potente, pero Cabezas ahogó el grito de gol de los aficionados. Bauza reforzó la marca con el ingreso de Ulises De la Cruz por Marlon Ganchozo, y Acosta  no aparecía en los planes del DT; sin embargo, poco tiempo pasó para que entrara por Bolaños.

Los primeros instantes de Acosta fueron bajos y nunca encontró un lugar en los once jugadores. Los minutos pasaban y parecía que el empate quedaría clavado, a pesar de la insistencia de ambos.

Por la lesión de “Dida” se perdieron varios minutos, por lo que el juez Diego Lara hizo jugar cuatro minutos de reposición. Debido a que el estadio se llenó, la gente buscaba antes del final la puerta de salida, pero los que sí aguardaron fueron los que observaron el gol del triunfo que llegó a los 92 por cortesía de Acosta.
Con esta derrota El Nacional bajó al sexto puesto de la tabla con 9.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: