Diego Almeida se forma como defensa en La Masía

- 15 de agosto de 2018 - 00:00
El central Diego Almeida (centro) participará en dos microciclos con la selección sub-15 antes de retornar a España para sumarse a la pretemporada.
Foto: Álvaro Pérez / EL TELÉGRAFO

El futbolista juvenil nació en España, pero sus padres son ecuatorianos. Admira a Gerard Piqué y a Samuel Umtiti, a quienes observa en las prácticas.

La selección sub-15 de Ecuador sigue probando jugadores. El español Diego Almeida, de padres ecuatorianos, respondió a la convocatoria del equipo juvenil que dirige el estratega nacional Eduardo Moscoso. 

El defensa central se forma en La Masía, en el FC Barcelona, a donde ingresó cuando tenía seis años. Hoy tiene 14 y ha pasado por todas las categorías. Actualmente está en la Cadete A, el equivalente a nuestra sub-16.      

Como casi todo futbolista, empezó a jugar en su barrio y luego entró a la escuela de fútbol del Barça. Pocos son los elegidos que pueden dar el salto a La Masía y Almeida fue uno de ellos. “Ingresar allí fue algo muy bonito. Con el tiempo me di cuenta de lo que significaba estar en uno de los mejores equipos del mundo y me esfuerzo mucho para continuar creciendo”, relata el futbolista con un acento español no tan marcado pese a que siempre ha vivido en España.

En La Masía se formaron futbolistas como Andrés Iniesta, Lionel Messi, Gerard Piqué o Cesc Fábregas. 

En Barcelona vive con su familia más cercana, su padre, su madre y su hermana. También se suman un par de tíos. El resto de su familia es de Guayaquil, pero la ha visto muy poco porque solo ha visitado Ecuador en dos oportunidades. La primera vez fue hace 5 años, cuando compartió con sus primos, tíos y demás familiares en Guayaquil, y la segunda, actualmente.

La semana pasada estuvo en el primer microciclo de la sub-15 en Fedenador y ahora los 22 convocados se trasladaron a Quito. Integrarse a la selección nacional no ha sido complicado para él. Es extrovertido y se relaciona fácilmente con sus compañeros.

Tampoco fue difícil entender unos métodos y costumbres distintos a los que está acostumbrado. “Soy de los jugadores que se adaptan fácilmente a las circunstancias que se presentan y por eso no me ha costado. Además, mis compañeros han sido muy generosos conmigo, y eso ha hecho muy sencillo todo”, contó ayer a este diario.

En Barcelona no es muy habitual, pero sí ha podido ver de cerca a sus ídolos en los entrenamientos. Sobre todo siempre está pendiente de sus referentes, la pareja de centrales del club: Piqué y el francés Samuel Umtiti.

También recordó que en alguna ocasión saludó con Lionel Messi, pues la cancha de entrenamiento del primer equipo está muy cerca del campo de juego donde se entrena el equipo juvenil.

A Almeida le quedan pocos días en Ecuador, pero espera dejar una buena imagen para ser tomado en cuenta en los llamados futuros.

El viernes se sumará a la pretemporada de su equipo en España para afrontar el torneo juvenil.

Pertenecer al Barcelona  puede ser una gran oportunidad, pero es consciente de que todo se lo debe ganar en la cancha y es allí donde intenta demostrar siempre sus condiciones. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: