“Dela” se ha metido al equipo con aptitud

05 de abril de 2011 - 00:00

Atrás quedó esa idea de no llegar a ser  jugador profesional. Ahora, a sus 20 años, ese es el principal objetivo del mediocampista de Barcelona, Bryan De la Torre, quien anhela  convertirse en un referente del fútbol ecuatoriano, así como lo hizo el brasileño Daniel Alves, en el Barça.

“Me gusta cómo se mueve “Dani”; es mi referente como futbolista, quiero llegar a jugar como él”, confesó ayer el autor del tercer tanto en  la victoria de los “toreros” sobre Independiente del Valle (3-2), en el partido de estreno como técnico de Álex Darío Aguinaga.

“Dela”, como es conocido por sus compañeros, aceptó que se sintió cómodo actuando como volante de avanzada, el sábado pasado, en Sangolquí, porque le permitió estar más cerca del arco.

“Me siento bien como volante o  carrilero, como me utilizaba el profe (Darío) Insúa, creo que son las dos posiciones en que demuestro un fútbol vistoso. Gracias a Dios el sábado fue mi día, hice un grandioso partido y espero que  las siguientes semanas sean parecida y seguir dándole triunfos al club”, agregó.

El futbolista, que juega con la camiseta número 50, que lo acredita como juvenil, dijo que espera  continuar  en “racha” -por el buen momento futbolístico que vive-, para ser tomado en cuenta por el técnico Sixto Vizuete, en la nómina de los convocados al Mundial Sub 20, que se disputará en Colombia.

“Sería espectacular que pudiese ir. Creo que con este partido he demostrado mi potencial y espero que me convoquen porque  los mejores van a ir y yo quiero estar ahí para  darle logros a la selección”, manifestó.

El “torero” confesó que mantiene contacto con  el DT de Ecuador  Sub 20, porque al estratega le gusta conversar con sus pupilos para conocer más de sus vidas personales. Vizuete le ha recomendado que siga trabajando fuerte, porque aún le falta mejorar.

El mismo consejo le dio el “Guero”, al término de la victoria del  equipo “amarillo”.

“El profe me alineó   porque vio mis cualidades. Me dijo que continúe así, que voy a llegar lejos si sigo jugando  con el mismo carácter, entrega y aptitud. Me indicó,  sobre todo,  que no cambie y que siempre ponga los pies sobre la tierra, pues aún no he ganado nada”, indicó.

Bryan se sintió muy emocionado por el gol anotado en Sangolquí, porque sintió cómo la hinchada lo apoyaba; e incluso durante su festejo con sus compañeros aseguró que  vio el llanto de algunos aficionados que celebraban en los graderíos.

“Las ganas en el equipo siempre las hemos mantenido. Sí nos afectó un poco la salida del cuerpo técnico anterior,  pero igual somos profesionales y lo demostramos,  ya que entramos con la frente en alto, para sacar a Barcelona adelante, que es lo más importante, porque la hinchada es la que sufre y le duele si no ganamos”, agregó el futbolista que hace dos años ascendió a primera.

Por otro lado, uno de los hobbies del juvenil “canario” es llegar a su domicilio, ubicado en el suburbio de la urbe, a  jugar “con su esposa”.

Al escuchar su respuesta, se le preguntó ¿cuándo se había casado? y entre risas respondió que se trataba de su PlayStation.

“Ja ja ja, es el Play mi otra adicción aparte del fútbol, aún estoy joven para casarme”, indicó. Las metas de Bryan  son: continuar destacándose  y ser parte de la  Sub 20.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: