Pellerano, la figura inesperada de la Copa

- 12 de noviembre de 2019 - 11:03
El volante de IDV jugó en 7 equipos de su país y en 5 mexicanos. Destcan entre ellos, América e Independiente.
EFE

Con 37 años, el volante argentino repitió título de Sudamericana 9 años después con otro Independiente, el del Valle, decimotercer club de su carrera.

A Independiente le toca ejecutar un tiro libre a favor cuando el partido va 2-0, pero Cristian Pellerano se resiste hasta que el árbitro no permita el ingreso de Alejandro Cabeza en lugar del lesionado Jhon Jairo Sánchez. Discute con el árbitro y habla enfurecido dirigiéndose al banco de suplentes. ¿A quién grita para que realice el cambio inmediatamente? Se desconoce, lo cierto es que puede ser a cualquiera porque en ese momento lo más importante es el equipo.

La variante se realiza antes de levantar la pelota, muestra de que en el campo más líder que él no hay. Su carácter y su experiencia terminan siendo vitales en el recorrido del conjunto de Sangolquí en la conquista de la Copa Sudamericana 2019.

Pellerano se convierte en la revelación de la temporada, termino que se utiliza para hablar de un jugador joven que se impone por encima de los consagrados en un torneo.

No obstante, Pellerano es la sorpresa porque a sus 37 años nadie habla de que es un jugador veterano, sino más bien uno de los mejores extranjeros que han llegado en los últimos tiempos al fútbol ecuatoriano.

A una edad en la que normalmente los jugadores ya han colgado los botines, el futbolista argentino que sudó la camiseta de 12 equipos aceptó el reto de venir al país para defender a un club pequeño.

Y por esas casualidades del destino, el hito más grande de su palmarés era haber conquistado la Copa Sudamericana 2010 con Independiente de Avellaneda.

Nueve años después vuelve a conquistar ese torneo con otro Independiente (del Valle) dejando en el camino al de Avellaneda en cuartos de final.

Pellerano, fiel a su actuación a lo largo de la Copa, está a la altura de una final internacional y maneja los hilos de IDV en el césped de La Nueva Olla en Asunción. Una vez más quita pelotas, apoya a los zagueros centrales, distribuye con calma y precisión, pasa al ataque, da un pase gol -el primero, a través de un tiro libre para Fernando León-, lidera, discute y celebra.

“El arquero nos ayudó, los delanteros también, los mediocampistas estamos para hacer lo nuestro, y esa es la única manera que conocemos para lograr cosas importantes”, describe el volante. 

“Este debe haber sido uno de los mejores partidos de la carrera de Cristian Pellerano. Marca hasta los pases de sus compañeros. El juego en la cabeza. Plena vigencia con 37 años”, comenta el reconocido periodista argentino Juan Pablo Varsky en Twitter.

En la previa del partido, un histórico del fútbol sudamericano, Ever Hugo Almeida, comenta que Independiente es el favorito porque ha eliminado a rivales más difíciles antes de llegar a la final. Y Pellerano, tras liderar el triunfo 3-1 de la escuadra del Valle, confirma ese concepto: “demostramos que fuimos los mejores a lo largo del torneo”. Un fragmento de las declaraciones que realiza para la televisión mientras sus pequeñas hijas, Ernes y Fran, posan con la medalla de campeón de papá.

Bien podría decirse desde ya que Pellerano en apenas un año ha logrado convertirse en el extranjero más importante en la historia de Independiente por su incidencia dentro y fuera del campo y por ese título que corona su accionar.

Los elogios para él tras la conquista son inmediatos gracias a las redes y al comportamiento que tuvo en sus exequipos. “Felicitamos a Cristian Pellerano, figura en el ascenso de #NuevaChicago a Primera en 2006, por la coronación en la Copa Sudamericana con Independiente Del Valle”.

“Es muy especial por mi edad”. Es muy especial para Sangolquí. Para el país. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: