Crisis en la primera división del balompié peruano

- 17 de octubre de 2019 - 17:14
La crisis se suma al bajo nivel del torneo peruano de fútbol, la falta de estructura nacional adecuada, entre otros.
Foto: FPF

La aprobación de nuevos estatutos de la Federación Peruana de Fútbol (FPF) la mantiene este jueves 17 de octubre de 2019 en una crisis inédita, por la virtual rebelión de cinco de clubes de la primera división, contra los nuevos estatutos.

La crisis se suma al bajo nivel del torneo peruano de fútbol, la falta de estructura nacional adecuada, el pobre trabajo de formación de nuevas generaciones de futbolistas y las denuncias de corrupción en la federación de balompié.

Los clubes Alianza Lima, Universidad San Martín, Ayacucho FC y Melgar FC cuestionan principalmente un nuevo artículo de los estatutos, según el cual todos los ingresos que genere la actividad futbolística oficial serán administrados por la FPF, algo que no ocurre en ninguna otra liga.

Sin derechos de imagen
La norma, de acuerdo con los dirigentes de los clubes discrepantes, los priva del poder que siempre han tenido para negociar derechos de imagen y mercadeo y principalmente los de transmisión de los partidos, principal fuente de sustento de los conjuntos.

Los cinco clubes, sobre un total de 18 que integran la primera división, cuestionan la legalidad de la aprobación de los estatutos por una asamblea de FPF, debido a que 13 de los delegados de bases regionales carecían de poderes para votar en la reunión.

También han denunciado que el presidente de la FPF, Agustín Lozano, entregó dinero a los delegados regionales, en una maniobra para ganar el respaldo de los beneficiados.

Recordaron que Lozano ha sido investigado por la Confederación Sudamericana de Fútbol, que lo habría hallado culpable de la reventa de entradas para los partidos de Perú en la eliminatoria para el mundial de Rusia 2018.

Cargos de dirección
Otro aspecto cuestionado de los nuevos estatutos es que exige que para ser candidato a la presidencia de la federación el aspirante tiene que haber ejercido cargos de dirección en alguno de los tres años precedentes, lo que excluye a dirigentes de los principales clubes y favorece los presumibles planes reeleccionistas de Lozano.

Lozano accedió a la presidencia de la FPF porque el anterior titular, Edwin Oviedo, fue sometido a prisión preventiva como presunto autor intelectual del asesinato de dos sindicalistas. (D)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: