Condenas unánimes a últimos episodios racistas en el fútbol (Video)

- 18 de febrero de 2015 - 07:42
En París, un grupo de aficionados del Chelsea impidió con empujones que un ciudadano negro pudiese entrar en el metro.

El mundo del fútbol ha vivido en las últimas 48 horas dos incidentes racistas, protagonizados por el exseleccionador azurro Arrigo Sacchi y los hinchas del Chelsea, que fueron criticados por el presidente de la FIFA Joseph Blatter, el gobierno italiano, por el propio club inglés y otros protagonistas del deporte.

El lunes por la noche, Sacchi lamentó que en el fútbol formativo italiano hubiese "demasiados negros", y el martes, hinchas del Chelsea impidieron a un ciudadano negro entrar en el metro parisino, horas antes del encuentro de Champions entre el París SG y el club londinense.

Blatter utilizó las redes sociales para criticar ambos incidentes. "El orgullo y la dignidad no son una cuestión del color de la piel. Consternado por los comentarios de Arrigo Sacchi. ¡Basta ya!", escribió en el primero
"Italia ya no tiene dignidad u orgullo porque tenemos demasiados jugadores extranjeros jugando en los campeonatos juveniles", había lamentado Sacchi en una entrega de premios en Montecatini Terme.

Horas después, el gobierno italiano criticó las declaraciones del reputado técnico, que posteriormente aseguró que se le había malinterpretado.

"La Italia de hace 30 años no es la Italia de hoy", declaró Graziano Delrio, secretario de Estado de la Presidencia y máximo responsable de Deportes del gobierno liderado por Matteo Renzi.

"Hoy hay jóvenes jugadores que son ciudadanos italianos de hecho y por derecho ya que han nacido y crecido en Italia, aunque sus padres tengan raíces extranjeras", añadió el político en un comunicado.

Blatter condenó igualmente el incidente ocurrido en la capital francesa: "También condeno las acciones de un pequeño grupo de aficionados del Chelsea en París. El racismo no tiene cabida en el fútbol", tuiteó poco después.

El martes, horas antes del partido de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones que enfrentó al París SG y al Chelsea (1-1), un grupo de aficionados del club londinense impidió con empujones que un ciudadano negro pudiese entrar en el metro parisino.

"Somos racistas, somos racistas y nos gusta", gritan los aficionados posteriormente, según un video filmado por un testigo y publicado por el diario británico The Guardian.

"Este tipo de comportamiento es abominable y no tiene cabida en el fútbol ni en la sociedad", criticó el Chelsea en un comunicado.

 Investigación de la Fiscalía de París

El club londinense prometió ayudar a las autoridades y amenazó a los implicados."Apoyaremos cualquier acción legal contra los implicados y, si se demuestra que son miembros del club o tienen pases de temporada, el club tomará las medidas más contundentes posibles, incluso la prohibición de acceso" a Stamford Bridge.

La Fiscalía de París anunció este miércoles la apertura de una investigación por "violencia voluntaria por razón de la raza en un medio de transporte colectivo", informó una fuente judicial.

La Policía francesa trabajará con la británica con el fin de identificar a los agresores.

La difusión de las imágenes ha creado una gran polémica en las redes sociales.

"Aficionados del Chelsea, guardad vuestro desprecio para los del tren, estoy seguro que desearíais que se les retirase el abono del club", tuiteó el exjugador internacional Stan Collymore.

"La mayoría de aficionados del Chelsea están asqueados por lo ocurrido", declaró por su parte a la BBC el redactor de la revista del club, David Johnson.

"Las 2.000 personas (presentes) en París apoyan un club con un propietario judío (el ruso Roman Abramovich) y la mayoría del equipo está compuesto por jugadores negros y extranjeros", añadió.

El fútbol inglés estuvo particularmente afectado por episodios racistas en los años 1970 y 1980 y el propio capitán del Chelsea, John Terry, fue sancionado en 2012 por insultos racistas a un rival.

Más medidas contra los intolerantes

"Esto envía una señal fuerte, no solo al Chelsea sino al todo el fútbol, de que no se puede ser complaciente y pensar que las acciones que se toman son suficientes para combatir el racismo, el sexismo, la homofobia o el antisemitismo. Hay que hacer más", reclamó Herman Houseley, presidente de la asociación inglesa de luchan contra el racismo Kick it Out (Chútalo fuera).

La asociación oficial de hinchas del fútbol inglés se mostró igualmente "asqueada" por el comportamiento de los hinchas en París.

La UEFA también condenó este incidente y se mostró "consternada" en un comunicado, aunque matizó que los hechos ocurrieron "lejos del estadio, fuera de la jurisdicción de la UEFA y corresponde investigar a las autoridades locales".

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: