Campana, el jugador más llamativo para “cazatalentos”

- 12 de febrero de 2019 - 00:00

El Sudamericano Sub-20 finalizó el domingo en Chile con el primer título de campeón para Ecuador y la decepcionante participación de Venezuela, colista del hexagonal.

El torneo fue poco generoso con los ojeadores de todo el mundo que llegaron a Chile para descubrir a los nuevos talentos del fútbol latinoamericano. Más allá de algunos nombres que dieron la talla, el nivel fue bajo. 

Especialmente llamativo fue el pésimo rendimiento del brasileño Rodrygo, atado por el Real Madrid. Anotó un doblete al inicio del torneo pero luego desapareció y fue incapaz de liderar a una Canarinha que se quedó fuera del Mundial que se jugará a mitad de año en Polonia.

Ecuador, entrenada por el argentino Jorge Célico, fue la selección más regular en un Sudamericano que no tuvo un dominador absoluto. 

En la primera fase dio muestras de que su candidatura iba en serio, al liderar el grupo A por delante de Argentina y Uruguay con un imponente saldo goleador.

Y en el hexagonal final culminó la gesta, aunque hubo que esperar hasta el último partido del torneo. El triunfo ante Venezuela (0-3) desató la euforia de la “Tri”.

Paradójicamente, las dos únicas derrotas ecuatorianas a lo largo del campeonato fueron ante el mismo rival: Uruguay. 

Los cuatro cupos al Mundial de Polonia que había en juego en el Sudamericano de Chile son finalmente para Ecuador, Argentina, Uruguay y Colombia.

Brasil y Venezuela, en tanto, deberán verlo por televisión. Esto será especialmente doloroso para la Vinotinto, que en 2017 fue finalista del Mundial Sub-20 de Corea del Sur. 

El equipo que dirige Rafael Dudamel, que también entrena a la selección absoluta, sufrió un descalabro en el tramo final del torneo. Finalizó la fase de grupos en el primer lugar y comenzó con buen pie el hexagonal final, con un empate ante Uruguay (1-1) y una victoria frente a Brasil (2-0).

Entonces comenzó el hundimiento venezolano. El equipo se fue abajo y encadenó tres caídas consecutivas con un balance de ocho goles en contra y ninguno a favor. 

En cuanto a los nombres propios del campeonato, sobresale el del ariete ecuatoriano Leonardo Campana, máximo artillero del Sudamericano con seis dianas.

El delantero uruguayo Nicolás Schiappacasse, del Atlético de Madrid, marcó cuatro goles y fue el mejor jugador de su equipo, que no pudo reeditar el título obtenido en el Sudamericano Sub-20 de 2017. 

En la selección argentina destacó el corpulento delantero Adolfo Gaich, que se dio a conocer con el hat trick que le marcó a Venezuela en el hexagonal final.

También tuvo buenas actuaciones y detalles de calidad Pedro de la Vega, una perla de la cantera “albiceleste” que actualmente juega en el Lanús. Los mejores de Venezuela fueron Samuel Sosa y Jan Carlos Hurtado, y en Brasil, con Vinicius ausente y Rodrygo bajo mínimos, apareció Lincoln para sostener a su equipo en algunos momentos delicados.

Además del título del Sudamericano y la clasificación para el Mundial, el torneo de Chile ofrecía tres cupos para los Juegos Panamericanos que se disputarán en Lima entre julio y agosto y que, además de Perú como anfitrión, tendrá como participantes a Ecuador, Argentina y Uruguay. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: