Chile y Perú, por el segundo cupo a la final de la Copa

- 03 de julio de 2019 - 00:00
Eduardo Vargas (atrás a la izquierda), Mauricio Isla (agachado) y José Fuenzalida (derecha) buscan su tercer título de la Copa América.
Foto: Archivo / EL TELÉGRAFO

Los chilenos buscan el tricampeonato y los peruanos, volver a disputar el título después de 44 años. A este duelo se lo llama Clásico del Pacífico.

La Roja y la Blanquirroja volverán a protagonizar un duelo de viejos vecinos y enconado antagonismo que en esta ocasión contrapone el sueño chileno de alcanzar la triple corona en la Copa América y la sed de gloria y revancha de los peruanos.   

El encuentro, que se jugará en el estadio Arena do Grêmio, de Porto Alegre, puede dejar la tercera final consecutiva para Chile, campeón de las dos últimas ediciones de la Copa América; o la primera final en 44 años para Perú, que no ha vuelto a jugar una desde que en 1975 ganó su segundo y último título.

Solo una de estas ambiciones tendrá espacio en la final del próximo domingo en el estadio Maracaná. 

La de Chile y Perú es la semifinal inesperada, fuera de casi todas las quinielas cuando se definieron los cruces de los cuartos de final. A Chile le tocó bailar con Colombia, que venía de ganar todos sus partidos, y a Perú con la Uruguay de Luis Suárez y Edinson Cavani, que había arrollado por 4-0 a Ecuador y 1-0 al mismo Chile.

La semifinal tendrá para Perú un sabor de revancha, pues hace cuatro años ya se cruzaron ambas selecciones en esta misma instancia de la Copa América del 2015, donde Chile, que ejercía de anfitrión, dejó a Perú fuera de la final con un doblete del delantero Eduardo Vargas.  

“Hay mucha diferencia, porque en el 2015 solo teníamos hambre, pero no teníamos experiencia ni títulos y ahora tenemos de todo. Ahora podemos controlar mucho mejor los partidos”, puntualizó el capitán de Chile, Arturo Vidal.

Aquel partido estuvo marcado por la temprana expulsión del defensa peruano Carlos Zambrano, que para esta Copa América volvió a la selección después de una ausencia de casi tres años y ahora tiene la oportunidad de resarcirse de aquel amargo capítulo.  

Para esta ocasión, tanto el colombiano Reinaldo Rueda, seleccionador de Chile; como el argentino Ricardo Gareca, entrenador de Perú, repetirán en principio los mismos equipos titulares que utilizaron en los cuartos de final.

Así, dentro de la cancha se dará también un particular duelo de artilleros entre el delantero chileno Eduardo Vargas y el peruano Paolo Guerrero, quienes son los dos goleadores en activo en la Copa América, con 12 tantos cada uno.

Los dos equipos llegan al encuentro en una trayectoria ascendente de confianza y moral, pues Chile ha sacado en la Copa América el espíritu y el orgullo del campeón para reencontrarse así con la contundencia y solidez que le había faltado en los meses anteriores.

Por su parte, a Perú parece que, lejos de hundirlo, el humillante 0-5 sufrido contra Brasil en la fase de grupos ha despertado la rebeldía por reivindicar sus aspiraciones de gloria.  

“Sabemos que este es el partido de nuestras vidas”, anunció el lateral izquierdo peruano Miguel Trauco, quien en cambio dio a Chile la condición de favorito por su estatus de vigente campeón.

Será el episodio número 81 del denominado Clásico del Pacífico, una serie que ha tenido 44 victorias para Chile, 22 para Perú y 14 empates. En Copa América será su vigésimo primer enfrentamiento, con ocho triunfos  chilenos frente a seis victorias peruanas y seis empates. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: