Alfaro Moreno recibe un club con saldos rojos

- 03 de diciembre de 2019 - 00:00
Ilustración: El Telégrafo

El déficit de Barcelona que deja la administración de José Francisco Cevallos, es de $ 29’500.000. En la última gestión el equipo ganó solo un campeonato nacional.

Carlos Alejandro Alfaro Moreno asumirá desde este martes 3 de diciembre de 2019 la presidencia de Barcelona para el período 2020-2023. Será el número 45 en la historia del club “torero”.

El acto de posesión de la nueva directiva -una ceremonia sencilla- se realizará desde las 17:00 en el estadio Monumental.

El “Beto”, junto a su directiva, recibirán un club con un déficit de $ 29’500.000. Esa cifra la reveló el mismo José Francisco Cevallos (presidente saliente) en julio, cuando explicó que durante 2017 y 2018 pagaron $ 12’896.129 en deudas de administraciones pasadas.

La nueva dirigencia, liderada por Alfaro Moreno, no llegará al club a ciegas. A finales de octubre se realizó la primera reunión de transición de la administración, donde se revelaron cifras.

El propósito era conocer la verdadera situación financiera antes de tomar el control de la administración. Aunque no fueron públicos, hubo varios diálogos posteriores entre directivos.

Pero el 28 de noviembre, el flamante presidente le pidió a Cevallos “no comprometer” los recursos del club, cuando solo le restaba una semana para entregar su gestión.

El ahora presidente se refería a un presupuesto de una obra ya realizada en el estadio Monumental, la que llegaría a $ 1’200.000.
“Con mucha sorpresa nos hemos enterado de que en los últimos dos directorios de la directiva en funciones de Barcelona, se ha tratado de reconocer y aprobar una nueva deuda millonaria, en este caso, por adecuaciones a las instalaciones del estadio Monumental (...)”, escribió Alfaro Moreno en una carta dirigida a Cevallos.

Por otra parte, la dirigencia saliente decidió rescindir el contrato con el delantero John Jairo Cifuentes. Según Cevallos, el nuevo directorio les adelantó que no contarían con el jugador debido a que su perfil deportivo no se ajusta al modelo de equipo que buscarán armar para la próxima temporada.

Plan de trabajo del “Beto”

En el lanzamiento de su candidatura (septiembre), el ahora presidente dijo que implementará una “estructura europea” en la administración y reveló que había tenido varias reuniones de asesoría con dirigentes del Viejo Continente.

Durante su campaña explicó que trabajará en tres ejes principales: institucionalización, saneamiento financiero y éxito deportivo. En lo económico, el “Beto” explicó que buscarán reducir el déficit del club mediante una línea de crédito que genere intereses menores.

En ese sentido, y para evitar futuros déficits, propone establecer un techo de endeudamiento para evitar excesos en futuras administraciones, incluyendo la suya.

Ese tope se basaría en un porcentaje tomando en cuenta los ingresos del club, en los últimos cinco años. Además, adelantó que impulsará cambios en el estatuto para que los integrantes del directorio no se inmiscuyan en política.

En el caso de que deseen hacerlo, deberán renunciar a sus cargos. También buscará que ninguna persona vinculada a la directiva se lucre -a través de empresas- con contratos para la institución.

En ese sentido se explicó que desde la próxima administración el mismo club manejará su marketing y no contratará una empresa externa.

Entre los retos que tendrá que afrontar el “Beto” y su dirigencia están las demandas de exjugadores y clubes que, en algunos casos, están en una fase avanzada. Las últimas que aparecieron fueron las del club Torque de Uruguay, que reclamaba cerca de  $1’500.000 por el traspaso de Jonatan Álvez.

Un título en cinco años

En lo deportivo, el mayor logro de la administración de Cevallos fue el título nacional que ganó el equipo principal en el torneo de 2016. Además, todos los años consiguió clasificaciones a la Copa Libertadores (3) y a la Sudamericana (2). A nivel internacional, el club llegó a las semifinales de la Copa Libertadores de 2017.

En la última campaña, Barcelona quedó eliminado en los cuartos de final de la LigaPro, pero su ubicación (segundo) en la fase regular le otorgó un cupo a la primera etapa de la Copa Libertadores de la edición 2020.

Este año 2019 quedó eliminado en las semifinales de la recién nacida Copa Ecuador. Esta eliminación provocó la salida del DT Leonardo Ramos.

Las elecciones dejaron, en lo deportivo, un efecto negativo en el equipo principal. Antes de elegir a la nueva directiva, el equipo que hasta ese entonces era dirigido por Ramos, venía ganando 16 encuentros seguidos.

Un día después de las elecciones perdió el Clásico del Astillero (3-0) en condición de local y en la fecha siguiente volvió a caer en su estadio ante Técnico Universitario.

El mismo Alfaro Moreno, tras las dos eliminaciones (LigaPro y Copa Ecuador), reaccionó y dijo que parece que algunos jugadores le hacen un favor al club. Y en otras declaraciones adelantó cómo debe ser el deportista que vista la camiseta de Barcelona. “El jugador de fútbol profesional debe ser un obsesivo de su cuidado personal. El cuerpo es una máquina perfecta. Así lo viví yo y es lo que espero. No se asusten”.

Aunque ni él ni ningún otro miembro del directorio lo ha confirmado, en los últimos días se rumoró que al menos cinco jugadores saldrán del equipo principal.

Alfaro Moreno ganó las elecciones de Barcelona el pasado 19 de octubre, con el 59% de los votos (1.569). Aunque un grupo de socios e hinchas sugirió que tome el control de inmediato, él prefirió respetar los reglamentos y esperó que Cevallos termine su gestión.

El dirigente recibirá el club 48 horas antes de lo que se estipula en los estatutos: “(...) el directorio en funciones continuará en su cargo hasta un máximo de ocho días después de la participación del primer equipo de fútbol del club en la última competición oficial de la temporada en curso”. (I)

CRONOLOGÍA
Un título nacional es lo que consiguió la directiva que presidió José F. Cevallos. Otro de los logros fueron los cupos a torneos internacionales.

2015
En su primer año, el equipo administrado por José Francisco Cevallos terminó en el quinto lugar del torneo nacional y clasificó a la Copa Sudamericana de 2016.

2016
Este año Cevallos consiguió su único título de campeón como presidente. Además logró clasificar a la Copa Libertadores.

2017
Su mejor rendimiento lo tuvo en la Copa Libertadores al avanzar hasta las semifinales. En el torneo nacional quedó quinto y clasificó a la Copa Sudamericana.

2018
Terminó en el segundo lugar de la tabla acumulada del campeonato ecuatoriano y consiguió un cupo para la Copa Libertadores.

2019
Avanzó hasta los cuartos de final de la LigaPro y a semifinales de la Copa Ecuador. En la Libertadores fue eliminado en primera ronda. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: