Álex Aguinaga fue expulsado en el empate “torero”

11 de abril de 2011 - 00:00

Fue un partido diferente. El técnico de Barcelona, Álex Darío Aguinaga recibió  “tarjeta roja” desde la banca por parte del árbitro del encuentro, Omar Ponce, quien envió al “Güero” a observar el partido de su equipo ante Independiente del Valle desde la suite del estadio Monumental.

El juez central expulsó al DT “torero” por supuestos excesos de reclamos, luego de la salida del zaguero José Luis Perlaza, quien recibió la misma cartulina por cometer una falta sobre Narciso Mina.

El ex mundialista de la selección nacional no podía creer que fuera real su expulsión de la cancha y mientras movía la cabeza de un lado para el otro, denotando sorpresa y negación, el cuarto árbitro, Néstor Salazar, se le acercó para  solicitarle  que saliera de la cancha.

Aguinaga, que siempre se caracterizó por su “fair play”, cuando era jugador, tuvo que agachar la cabeza y retirarse hasta la suite del escenario deportivo, en la segunda parte del cotejo, desde donde observó el empate a uno por bando.

El estratega amarillo esta vez no vistió de terno -como lo hizo en su debut-, sino que eligió un look más fresco.

Camisa blanca y jean azul fue el vestuario que escogió, pero tuvo que reemplazarlo en la mitad del compromiso por una chompa oscura, para protegerse de la lluvia que cayó sobre el estadio.

Un inspirado Brayan De La Torre, que marcó, creó y remató en varias oportunidades al arco resguardado por el paraguayo Librado Azcona, no fue suficiente para que Barcelona se quedara con los tres puntos de local (se mantiene noveno).

Por el otro bando, Fernando Guerrero arrastró marca y puso en alerta en varias ocasiones a la zaga “canaria” con sus llegadas al área, pero sin la suficiente contundencia para anotar.

Durante la primera parte del encuentro los “toreros” dominaron al rival. A los 5 minutos, Hólger Matamoros puso un centro bien colocado a Dennis Quiñónez, quien lo desvió hacia arriba. Tapándose la cara, el juvenil  lamentó  desperdiciar la clara oportunidad de abrir el marcador del cotejo.

Miguel Ibarra también la tuvo, gracias a la corrida del juvenil 50, quien se llevó toda la marca sobre el lado izquierdo y se la colocó en un centro, pero también la desaprovechó y la desvió al horizontal. Los del Valle también generaron peligro, a través de Narciso Mina, que pegó desviado un remate, que fue controlado oportunamente por Máximo Banguera.

A los 15’, la buena actuación “torera” tuvo su premio, con un excelente cobro de tiro libre de parte de Rodrigo Marangoni, que con un zurdazo con efecto puso la primera para los “canarios”. Por primera vez el argentino recibía eufóricamente los aplausos de la hinchada que se dio cita al Monumental, en una cantidad de alrededor de 10 mil espectadores.

Esta etapa culminó con varias llegadas de Carlos García y nuevamente de Ibarra, que se encontró solo frente al arco, pero no tuvo la jerarquía para definir.

En la parte complementaria, los dirigidos por Julio Asad salieron a sorprender en los primeros minutos. Narciso Mina y el “Chiqui” Guerrero casi empatan el cotejo.

Al minuto 54, José Luis Perlaza recibió la roja y a los 60’ Aguinaga también fue penalizado. Con 10 hombres menos, Barcelona se desordenó en el mediocampo y eso fue aprovechado por el rival, que en un tiro de esquina pudo anotar  el empate a los 67’, con un cabezazo del paraguayo Richard Estigarribia.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: