Cuando llega el amor vio brillar a Lucero en su primer protagónico juvenil

28 de agosto de 2012 - 00:00

La telenovela Cuando llega el amor, grabada en 1989, es una de las historias más exitosas del mundo de los culebrones y fue la mejor carta de presentación de los actores que trabajaron en ella.

Su protagonista, Lucero, se dio a conocer en 1983 en la infantil telenovela Chispita. Con este melodrama, esta actriz se mostró juvenil y la internacionalizó. Además, sus discos se vendían como pan caliente.

No así para Omar Fierro, quien ya era todo un galán de la pantalla internacional. Sus trabajos en Vivir un poco, Monte calvario, Pobre señorita Limantour, Quinceañera y Amor en silencio lo habían convertido en uno de los actores más solicitados en el medio artístico.

Carla Estrada también se consolidaba como tal, ya que precisamente fue la productora ejecutiva de las telenovelas que Omar Fierro estelarizó.

Otras de las estrellas juveniles que brillaban por ser las grandes antagonistas, a pesar de su corta edad, era Nailea Norvind, quien dejó ver su lado ‘oscuro’ en Chispita, Quinceañera y Encadenados.

Durante la telenovela corrió el rumor de que Lucero y Omar Fierro eran novios. Tanto ella como él jugueteaban con los reporteros al respecto. No negaban nada, pero tampoco lo afirmaban. Así que ambos fueron asediados por la prensa extranjera.

Incluso, recibieron resguardo policial porque a las oficinas de producción del canal, según reportes de prensa de la época, se recibieron llamadas amenazantes sobre un posible secuestro de la famosa pareja. Afortunadamente -y para bien de los actores- nunca fueron intimidados ni secuestrados.

Lucero había desplazado a Adela Noriega y a Thalía en los protagónicos. Era la actriz de moda y todos los productores querían tenerla en sus foros. Joven, talentosa y carismática. El público la seguía e incluso, se apostaba afuera de los sets de grabaciones con pancartas expresando su cariño por la artista.

La trama

Isabel (Lucero) es una joven amazona moderna de 20 años a quien le fascinan los caballos y montar en ellos. Es experta en cabalgar, por lo que participa en varias competencias que afortunadamente gana.

Sus padres (Eric del Castillo, Irán Eory) le dan una buena posición social. Pero por desgracia siempre tiene presentes las envidias de su prima Alejandra (Nailea Norvind) quien no la deja ni a sol ni a sombra ser feliz.

A tanto llegan las envidias de su prima Alejandra que la anterior, corta la silla del caballo que Isabel utilizaría para una importante competencia. Es por eso que Isabel en el momento de la competencia sufre un dramático accidente en el que pierde por completo la movilidad en las piernas, llegando así a quedar paralítica en una silla de ruedas.

En eso conoce a Luis Felipe (Omar Fierro), un joven reportero gráfico de quien enamora apasionadamente, pero las envidias de su prima y de Rodrigo (Guillermo García Cantú) no los dejan ser felices y consolidar su amor. Aún hasta en el último capítulo.

Quienes vieron esta historia recordarán que una de las escenas más famosas de la telenovela fue en el último capítulo cuando Alejandra se arrojaba del balcón furiosa de ver juntos a Isabel y Luis Felipe. Cuando todos acuden a ayudarla, la encuentran toda ensangrentada y ella los maldice aún estando en su lecho de muerte.

Esta escena la consagró a Nailea Norvind como una de las malvadas más crueles de los culebrones. Como dato curioso, en cierta ocasión una pareja de fans de la telenovela le dio una paliza en una avenida principal de México cuando la actriz paseaba con su familia.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: