Con alas pa' volar despega alto hacia otro tipo de cine hecho en Ecuador

- 21 de agosto de 2016 - 00:00
Foto: Cortesía

La producción obvia el esquema que ha marcado a los afrodescendientes y en la cinta los presenta con un estatus diferente.

El cambio de discurso en la representación de las personas afrodescendientes en el cine ecuatoriano, así como la temática de la separación familiar, son abordados en el filme Con alas pa’ volar, estrenado el viernes 19 de agosto en el país.

Con esta producción, Ecuador afianza el género de películas con mensaje espiritual y con el adicional del retrato de los problemas de una familia ecuatoriana que, por un lado, es tradicional en cierto sentido, pero por otro, quiebra de manera abrupta los estereotipos sobre la imagen de los afrodescendientes en la pantalla local.

Así fue definido el filme tanto por sus realizadores como por los actores principales que intervinieron en la cinta, que ya se perfila como una nueva forma de hacer cine en Ecuador.

Opera prima y proceso

La película fue dirigida por el cineasta ecuatoriano Alex Jácome (1979), esta es su primera producción, y contó con el aval de JM Films y Heaven Studios. Es protagonizada por los actores ecuatorianos Felipe Centeno, Fabio Nieves y Katherine Palma. Además, cuenta con la participación especial del actor y productor mexicano, Arturo Allen (Poema de Salvación).

La trama está basada en la vida de Roberto, interpretado por el actor Fabio Nieves, un piloto de aerolínea, que se enamora de Pamela (Katherine Palma), una destacada publicista con quien forma un hogar en el que procrean a su hijo, Tito (Felipe Centeno). Años después, la separación de la pareja motiva a que el niño se invente algunos ‘planes’ para volverlos a unir.

La ópera prima de Alex Jácome busca no solo lanzar un desafío en el cine nacional con el género cómico-dramático, sino también la transmisión de un mensaje, sumado a la revaloración de la identidad.

“Buscamos protagonistas afrodescendientes y los mostramos de un modo diferente, con otra realidad, totalmente alejados del cliché con que los han retratado en las producciones locales”.

Jácome tiene una ascendencia sanguínea ligada al arte, pues su abuelo, Jaime Moya, se destacó en el radioteatro de Quito por mucho tiempo, por lo que sostiene: “Muchas de las cosas las aprendí de él”.

Confiesa que siempre tuvo la idea de hacer películas. Hace unos años viajó a Italia para estudiar cine y al regresar obtuvo una visión más clara del tipo de producciones que deseaba realizar en el país. “Escribí la película en 2012 y la filmación se inició en noviembre de 2014. Han sido casi 2 años (de producción); participaron como 30 personas del crew (equipo) fílmico y como 500 extras”.

La actriz Katherine Palma (izq.), camina junto a Felipe Centeno (centro), y Fabio Nieves (der.), en la noche del preestreno. Los 3 actores personifican a la familia Nieves en el filme ecuatoriano. Foto: Álvaro Pérez / El Telégrafo

Trama

El director manifiesta que la historia surge en el marco de las leyes sobre el maltrato a la mujer, o al hombre, así como la protección del menor. Sin embargo, poco se habla de la parte emocional o espiritual de las personas. “Creo que los adultos somos egoístas y la idea es saber lo que los niños viven en esa situación de separación; lo que ellos serían capaces de hacer con tal de unir a sus padres”.

En la película, el personaje de Tito busca cualquier pretexto para unir a sus padres, de una manera ingenua, y a veces traviesa, que lo involucra en más de un problema.

En lo que se refiere al presupuesto, el cineasta solo recuerda que iniciaron con $ 35 mil, cantidad que prácticamente se cuadriplicó, pero prefirió mantener en reserva el total.

Aun así, Jácome admite que es muy satisfactorio hacer cine de este tipo y aspira a que primero funcione a escala nacional, antes de ir a festivales en otros países, de los cuales ya han recibido algunas invitaciones para asistir.

“Hay muchos valores en la película, por lo que nos alejamos del cliché de ‘apoye el talento nacional’. Solo buscamos trascender con un buen mensaje y es lindo que la gente lo vea”.

Un detalle de la cinta es que su productor es el mayor de la Policía Nacional Byron Liger, para quien la película representa un significativo aporte a la sociedad. “Como policías hemos visto casos de violencia intrafamiliar y de divorcios, por lo que solo queremos decir que sí existen las segundas oportunidades en las parejas”.

Casualmente su trabajo en la Policía Nacional lo acercó al filme Reto de Valientes (2011), y ahí conoció a Arturo Allen, productor mexicano, quien promocionaba la película.

Liger sirvió de nexo con Alex Jácome para que Allen participe en Con alas pa’ volar, en el papel del directivo escolar, quien actúa como guía espiritual de Tito, para que afronte la tristeza de pensar que sus padres ‘jamás volverán a estar juntos’.

Arturo Allen es conocido por ser directivo de Canzion Films, y por ser el productor de la película argentina Poema de Salvación (2009), que relata la vida del músico Pablo Olivares.

“Me invitaron a participar; eso fue como hace 2 años; estuve 2 semanas en Ecuador, pero no seguidas. Solo vine 2 veces para las filmaciones; es una producción ecuatoriana, con un gran mensaje familiar”.

Es Allen justamente quien recomienda a Julio Román, de Puerto Rico, para que escriba el guion de Con alas pa’ volar, que le tomó casi 3 meses en cuadrar todo. Con el equipo listo se inició el casting para escoger a los actores.

El productor y actor mexicano Arturo Allen (izq.), junto al director Álex Jácome (der.), durante la noche del preestreno de Con alas pa’ volar en Quito. Allen interpreta a un directivo escolar en la cinta. Foto: Álvaro Pérez / El Telégrafo

Con alas para actuar

Para Fabio Nieves —el actor que personifica a Roberto Nieves, el padre de familia que busca no alejarse de su hijo Tito— esta es su cuarta película. Como dato anecdótico, Fabio menciona que fue idea del director que su personaje tenga su mismo apellido.

Nieves tiene 16 años en el trabajo actoral y estudió arte en la Universidad Central. Aunque nació en Esmeraldas, reside en Quito desde los 5 años, por lo que ya se considera un quiteño.

Con alas pa’ volar es su primer protagónico, pues Nieves también ha participado en filmes ecuatorianos como: Mientras llega el día (2004), de Camilo Luzuriaga, “ahí salgo de extra”; Desde abajo (2009), de la cual dice: “esa (película) no fue muy difundida, pero se vendió mucho en La Marín”, recuerda entre risas; y Mono con Gallinas (2013), de Alfredo León. “Para Con alas pa’ volar, hice casting como todos y al final fui elegido”.

Nieves destaca la idea del guion que representa de una manera distinta al afrodescendiente en Ecuador. “Siempre lo ponían como futbolista, vinculado a la mafia, a pandillas, mujeriego, por lo que se planteó que sea una familia de clase media con estudios. Yo interpreto a un piloto de aerolínea y mi esposa es publicista”.

El actor aspira a que esto sea un primer paso para romper los discursos estereotípicos de los personajes de afrodescendientes en el cine y la televisión, por lo que él ya no acepta cuando le ofrecen un papel de ese tipo.

Con él concuerda su colega Katherine Palma, su esposa en la película. “Aplaudo esa idea, es algo que en el cine ecuatoriano no se ha visto antes, y es un modo de romper clichés. En la película somos una familia con un estatus diferente”.

Esta es la primera incursión en el cine de Katherine, quien tiene 8 años en la actuación para teatro y televisión.

Quien sin duda atrae la atención del público por su carisma en el filme es Felipe Centeno, el niño que se hizo conocido en el país por ser el ganador del programa ‘Pequeños Gigantes’.

A Felipe, quien reside en el Comité del Pueblo, al norte de Quito, junto con sus padres Rodolfo e Isabel, esta experiencia actoral lo marcó y ya busca continuar en esa carrera. “Siempre he querido ser actor, me gusta. No me imaginé que esto podría llegar, les agradezco a todos, especialmente a mis padres”.

Los actores también resaltan el mensaje de Con alas pa’ volar, incluso el nombre es una referencia a la profesión de piloto del personaje, y todo lo que tiene que vivir para recuperar a su familia, ‘sin escalas’, o turbulencias en el viaje. (I)

DATOS

Con alas pa’ volar dura una hora con 30 minutos. Su género es el drama-comedia.

Cuenta también con la participación de los actores Darío León, Adriana Manzo, Marco de la Torre, Gabriela Jiménez, Sujey Delgado y Raúl Portilla, entre otros.
Fue filmada en diversas locaciones del país como Quito, Guayaquil, Galápagos, Alausí y Salinas.

JM Films es la productora de la película que fue estrenada el pasado viernes.

----------------

Musicalización de la cinta

Kléber Alejandro y Sacrificio forman parte de la banda sonora del filme

El soundtrack (banda sonora) de Con alas pa’ volar incluye la canción ‘Amor de playa’, original del cantante guayaquileño Kléber Alejandro (foto). El artista relata que es una canción festiva y de amor.

Su participación en el filme se originó porque un día, el director Álex Jácome llegó a Guayaquil. “Nos conocimos a través de un amigo en común que vivió en Italia, le mostré la canción que estaba escribiendo, y luego de escucharla me dijo: ‘No puede ser, es como si tú hubieras compuesto esa música para la película’”.

Es la primera vez que Alejandro aporta sus melodías para el cine. Él fue integrante de la banda Van Mozart en los años 2003-2006, y ahora es solista. El soundtrack también incluye la canción ‘Mi amor te sostendrá’ de la agrupación musical Sacrificio.

El cantante Kléber Alejandro (foto) aporta con su tema ‘Amor de playa’ en la película. También ha contribuido con sus composiciones en algunos canales de televisión. Es solista desde 2006. Foto: Álvaro Pérez / El Telégrafo

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: