Zoé saluda a Ecuador e invita a su concierto (VIDEO)

03 de septiembre de 2014 - 14:00

La banda de rock mexicana Zoé anunció las fechas en Latinoamérica de su gira Prográmaton 2013-2014. Este tour los llevará a presentarse en dos ciudades de Ecuador: Quito y Guayaquil. La banda dio a conocer las nuevos shows de su gira a través de una imagen difundida en redes sociales y en su sitio web oficial.

Así, después de cinco conciertos en Colombia y uno en Perú, la agrupación tiene previsto llegar a los escenarios del país el 25 y 26 de septiembre de este año. El concierto en Quito será en el Ágora de la Casa de la Cultura y el del Puerto Principal en el Club Nacional de Guayaquil.

Después de tocar en Ecuador Zoé ofrecerá una presentación en La Paz (Bolivia) y en San Juan (Puerto Rico) para luego cerrar el tour en México con dos fechas, una Monterrey y otra en el Distrito Federal. El disco que da nombre a la gira fue grabado en el estudio Sonic Ranch en Tornillo, Texas y fue lanzado en octubre de 2013.

Las entradas están a la venta en los locales Musicalísimo del CCI, Centro Comercial El Bosque, Scala Shopping, El Recreo y en Mr. Books de Mall El Jardín en Quito y en Village Plaza, San Marino y Mall del Sol en Guayaquil. Cuestan: $ 35, $ 49 y $ 65.

A propósito de su próximo arribo, el portal EFE EME recoge una entrevista sobre lo más reciente de la banda, que en lo más reciente de su producción tiene el trabajo Prográmaton:

Surgidos en 1997, Zoé representa a esa generación nacida al maravilloso influjo del rock latino que dio la nota a lo largo de los años noventa y que ha sabido evolucionar desde padres como Café Tacuba. Compuesta por Jesús Baez, teclista, y Ángel Mosqueda, bajo y guitarras; que se estrenan también como vocalistas en las composiciones que aportan en “Prográmaton”: ‘Altamar’ y ‘Ciudades invisibles’. Junto a León Larrregui, voz; Sergio Acosta, guitarra principal; y Rodrigo Guardiola, batería y percusiones, es una de las propuestas más interesantes del género.

Cada paso discográfico les depara un incremento importante de seguidores, y con el acústico “Música de fondo” se hizo más notable aún. ¿Coincidió a la hora de construir “Prográmaton”?
Ángel Mosqueda: Después del desenchufado empieza una nueva etapa para Zoé, se cierra ese capítulo que fue muy exitoso, muy disfrutable, pero que tampoco lo pierdes. Hicimos entre cincuenta y sesenta shows por Latinoamérica, lo cual me parece muy inusual en un proyecto acústico. En la ciudad de México, por ejemplo, hicimos catorce teatros Metropolitan que tiene un aforo de tres mil personas, un récord.
Jesús Baez: Fue algo inédito, asombroso, para todo el mundo y para nosotros.

Este es el quinto álbum de estudio y siguen produciendo al lado de Phil Vinall, ¿cuál es el secreto de esta fidelidad?
J.B: Desde el primer disco estamos trabajando con él, ya forma parte de la familia. Es un gran productor y a través de los años ha formado un rollo de trabajo muy bueno, nos encanta la forma en que trabaja Phil, que es como poco convencional. Nos sirve mucho esa forma de ver las cosas que tiene él, todo lo que sé, lo sé gracias a él.

Da la sensación de que sucede lo mismo con sus diseñadores.
A.M: En este caso, León, el cantante, fue quien diseñó la portada junto con otros colaboradores. Llevamos desde el segundo disco, “Rocanlover” (2003), en la gran mayoría de los casos haciendo nuestras propias portadas. Por nuestra parte, de alguna manera, ha habido un control en la cuestión gráfica. Afortunadamente contamos con León que ha hecho algunas portadas y ha participado en nuestro último vídeo, ‘Arrullo de estrellas’. Beto, nuestro anterior baterista, también participaba mucho en lo gráfico, y Rodrigo, nuestro baterista actual, es un gran director de vídeos; en México hace vídeos para otras personas también.

Citas ‘Arrullo de estrellas’, que representa muy bien las tendencias sonoras que explotan y ese toque místico, espacial, que bien puede ayudar a definirlos tal y como hace también la portada de “Prográmaton”.
A.M: Si tienes la oportunidad de ver el video es un viaje total. Y en este caso es un viaje de Leo en el cual se expone una especie de juego totalmente atemporal, que entra en la onda de lo surrealista. Y la cuestión gráfica es como una geometría sagrada, e interpreta ver la vida como un juego, como una cuestión de miles de programaciones que de alguna manera es lo que es.

Desde ’10 A.M.’ hasta ‘Altamar’, principio y fin del disco, pasan por muchos contrapuntos entre las canciones: momentos netamente rockeros, psicodelia, electrónica, tiempos muy diferentes enlazados en muy pocos segundos… ¿Dentro de “Prográmaton” hay varios discos?
J.B: En todos los discos se fueron acomodando las cosas por si solas, creo que nunca decimos “bueno, este disco va a ser así”. Partimos de escoger ciertos temas e irlos depurando, mejor dicho, la selección se va creando sola, la misma canción es como si hablara por si sola y eso es bien interesante, a mí me encanta cómo se da esto porque también a la hora de estar produciendo, de estar componiendo, de estar creando, la canción es la que te va dictando qué arreglo necesita. Nunca es “a esta canción le voy a meter un piano”, no, las canciones se transforman; siempre que estamos en el estudio algunas dan una vuelta de 180 grados, otras no: las empezamos de una forma, se transforman y luego regresan a su origen. Es un proceso bien interesante el que vivimos en este disco y los pasados.

También hay curiosidades, como ‘Game over Shangai’.
A.M: Esa canción existió desde los primeros días que estuvimos componiendo para el “Prográmaton” pero no tenía letra, tenía una guía de voz que ya daba la pauta para hacer arreglos, para crear una estructura, podías ya imaginar hacia donde ir, y León en algunas canciones hace las letras al final, otras desde el principio. Y en el momento de hacer la voz se le ocurrió incorporar un sampler, se le ocurrió la voz y sobre eso, en algún espacio musical, involucrar un sampleo oriental que curiosamente quedó bien hasta el punto que parece que fue tocado a propósito para el tema. Y no. Es un sampleo de una canción popular china, de hecho muy popular, lo cual no nos gustó tanto [risas], puesto que autoralmente tuvimos que pedir permiso y darles una parte de las regalías. Con esta inclusión del sampler popular, León le puso letra e hizo toda esa historia de amor en sentido genérico y dice por qué no vamos a Shangay.

Parece que fue al revés de como lo cuentas.
A.M: Y muy así sucede en los discos también, luego las cosas toman sentido, yo creo que en el arte es así también. Imagínate un pintor al que le preguntan y cuenta “pues no sé qué chingados es”, y después dice, “bueno, por lo que está habiendo en mi vida ya puedo decirte qué fue”, puede decirte que está bastante deprimido, bastante contento, ya lo puede entender. Las obras agarran vida poco a poco. Nos encantaría poder plantearnos los discos así como la arquitectura que imagino es mucho más directa, no te vas a plantear bueno aquí a lo mejor va a ir una cocina o a lo mejor un pasillo, no puedes porque estás jodido entonces, tienes que decidir donde va una cosa y la otra. En la música sucede mucho que las cosas van y vienen, y después agarran un camino.

En “Música de fondo” Bunbury colabora en ‘Nada’, ustedes participaron en “Hechizo” (2010) con ‘Héroe de leyenda’. De alguna manera, Bunbury ha sido una influencia ahora él está inmerso en la cultura americana. ¿Qué tal la experiencia?
J.B: Hemos tenido la fortuna de colaborar con él y de participar con varios artistas españoles. Aquí lo importante es que se está tratando de crear ese puente, por lo menos entre México y España, que aunque compartimos el mismo idioma no sabemos qué está pasando y es bien importante. Creo que tanto Bunbury, como Dorian, Anni B. Sweet y Vetusta Morla, ahora con este intercambio que tenemos con ellos, Vetusta va a México y compartimos gira y luego es nuestro turno en España, pues es siempre algo bueno.
A.M: Es un puente de mucho valor, de gran valor que se está estableciendo ahora en el rock, porque lo ha habido en otros géneros y en este caso nos sentimos bastante afortunados y bastante privilegiados de formar parte de ese puente, que esperemos sea el inicio de algo duradero. Fíjate que este puente ya está funcionando, te puedo decir que Vetusta Morla y que Dorian ya están siendo conocidos en México, ya les va muy bien en algunos lugares, ahí va poco a poco y qué bueno que esté sucediendo.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: