Zenet repasó los 4 discos de sus 9 años de carrera con algo de jazz

- 06 de mayo de 2017 - 00:00
Antonio Mellado, conocido artísticamente como Zenet, interpretó canciones desde su disco Los mares de China hasta el más reciente Si sucede, conviene.
Foto: Fernando Sandoval / El Telégrafo

El artista español se presentó la noche del jueves en el Teatro de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, en Quito. Hoy canta en el Sánchez Aguilar para Guayaquil.

El cantante español Zenet siempre refiere que escuchar sus temas es como “hacer un viaje” a distintos sitios y épocas.

Tiene razón. En su show del pasado jueves en el Teatro Nacional de la Casa de la Cultura (C.C.E) en Quito, a través de sus canciones, los asistentes pudieron trasladarse al jazz de Nueva Orleans, París, sea en la década del 50 o la actual. 

Zenet, acompañado por José Taboada (guitarra); Manuel Machado (trompeta); y Raúl Márquez (violín), resumió la historia de su discografía desde hace 9 años.

 Para ‘el viaje’, Zenet hizo de piloto; los tres músicos fueron la tripulación, y el público, los pasajeros que se embarcaron en la travesía.

A las 21:00, vestido con traje elegante y  sombrero, el cantante, originario de Málaga, inició con ‘Estela’ de su disco Los mares de China con el que debutó como Zenet en el  año 2008. 

Fue un guiño hacia sus inicios, pues el público se conectó de inmediato. Incluso parte del público se sabía la canción, pues la coreaba.

“Por ella/los malos van al cielo /por ella/ yo me doy la enhorabuena”, dejó salir de su garganta. 

Continuó con ‘Un beso de esos’, también de su primer disco, y los asistentes también se animaron a cantar con él,  mientras lo acompañaban con las palmas.

Zenet se paseaba de un lado a otro de la tarima, gesticulando con sus brazos, bailando suavemente, como un showman  y crooner  (entiéndase como intérprete de música popular de hace medio siglo) experimentado que conoce de su oficio. 

El artista se daba tiempo para interactuar con el público, relatando  el origen de los temas, mientras estaba sentado o volvía a pararse.

Lo hizo con ‘Cuando te enfadas’. “Es una canción “dedicada a la   mujer que se pone mucho más guapa, cuando se enoja”, relató con acento andaluz. El público aplaudió esa introducción.

 También con ‘Quién sabe’, que es una melodía en la que su autor se inspiró de “todas las personas con las que te encuentras de casualidad, y no sabes si una de ellas, puede ser muy importante en tu vida”.   

Los tres músicos hicieron el perfecto complemento melódico con la voz de Zenet.

El artista no perdía la oportunidad de presentarlos a cada uno, mientras el público también ovacionaba el virtuosismo de los tres con sus instrumentos: guitarra, violín y trompeta.

Zenet continuó con ‘No lo dudes’, de su segundo álbum Todas las calles (2010) y que tiene una lírica muy sugestiva a los viejos amores. “No lo dudes/llámame si es que te surge/si te vengo a la cabeza/llámame aunque presientas/que de ti ya me he olvidado”.  

En esa canción los sonidos de viento de la trompeta de Machado se fundieron con la voz de Zenet, motivando aplausos.

El artista agradeció la presencia del público, así como a los múltiples seguidores que él mismo ha cultivado en este tiempo con resultados para  sus producciones.  

En su reciente disco Si sucede, conviene, (2016), Zenet narró que se costeó en parte, gracias a una campaña de crowdfunding (financiación colectiva). “Sin el apoyo de ustedes, público y mecenas, no estaríamos aquí hoy”, expresó. 

De esa producción, interpretó ‘Mil veces prefiero’, ‘Mereció la pena’, ‘Qué será lo que me has dado’, entre otras.  

Zenet admite que en sus canciones demuestra que también se pueden cantar “jazz en castellano”.

Aunque su nombre de pila es Antonio Mellado, eligió llamarse simplemente Zenet porque es el apellido de su abuela, de  raíces árabes. 

Y es también para identificar al personaje con sombrero que aparece en el escenario. 

El artista ha confesado que Zenet es un personaje debidamente trabajado, puesto que también estudió arte dramático. Y antes de volver a la música, se desempeñó muchos años como actor de televisión y cine con mucho éxito en su natal España.

De ese modo, luego de más de hora y media, Zenet se despedía con ‘Soñar Contigo’ que la dedicó a todas las parejas que asistieron.

Y el público lo ovacionó de pie, y fue por tanto tiempo que tuvo que volver a los pocos segundos para interpretar una canción más, ‘Amaneció sin querer’. 

El ‘viaje’ había finalizado para Quito. Esta noche, el turno será para Guayaquil. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: