Sexo y droga en el filme de Sorrentino sobre Berlusconi

- 24 de abril de 2018 - 22:13
AFP

El célebre director de cine italiano Paolo Sorrentino, vencedor del Oscar en el 2013 con "La gran belleza", estrenó el martes en Italia su nuevo filme sobre Silvio Berlusconi, un retrato decadente de un mundo obsesionado por el sexo y la droga.

Dividida en dos entregas, --la segunda será estrenada el 10 de mayo--, la película "Loro" (Ellos), ilustra la cara más amoral y arribista de la sociedad italiana, la que soñaba participar en las legendarias fiestas salvajes al ritmo de bunga bunga en la mansión de Berlusconi.

Centrado en los años que van del 2006 al 2011, cuando el primer ministro Berlusconi solía organizar en sus mansiones veladas con hermosas mujeres y prostitutas, el filme describe una época y no tanto la vida y los escándalos sexuales y judiciales protagonizados por el multimillonario político.

Sexo, droga, prostitución se convierten en cultura de masas y el pasaporte para acceder a los salones del poder y a la riqueza.

Buena parte de la primera entrega se inspira en las correrías del empresario Gianpaolo Tarantini, -interpretado por el actor italiano Riccardo Scamarcio con el nombre de Sergio Morra-, la persona que organizaba en la realidad los festines eróticos para Berlusconi con prostitutas y actualmente detenido por tráfico de droga.

"Ellos" retrata con los ojos de Sorrentino la sociedad "berlusconiana" y resulta una alegoría desconcertante del poder, de cómo encanta y engaña.

"Soy italiano y quiero hacer un film sobre los italianos. Berlusconi es un arquetipo de la 'italianità' y, a través de él, puedes contar cómo son los italianos", adelantó hace algunos meses Sorrentino.

Producido por Indigo y distribuido por Universal Pictures Italy, la primera parte del filme aborda con mirada casi amable a Berlusconi, un marido que intenta recomponer su matrimonio, cultiva flores y cuenta anécdotas divertidas a su nieto.

"Al final de la película Berlusconi resulta ser el mejor de todos", recalcó el diario Il Giornale, de propiedad del magnate, quien temía ataques demoledores en un momento importante tras reaparecer este año en el ruedo político pese a estar inhabilitado por fraude fiscal.

Sorrentino, autor de Il divo (2008) sobre el poderoso ex primer ministro Giulio Andreotti, recurre a la imagen de una mansa oveja para describir a los italianos, en una suerte de autocrítica de cara a las desenfrenadas fiestas, los concursos de belleza, las intrigas de políticos poetas, todo un universo sórdido, mediocre y vulgar que rota alrededor de un hombre tan poderoso. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: