Héctor napolitano y gustavo enrique también cantaron

Salsa con historia (Galería)

Héctor napolitano y gustavo enrique también cantaron
04 de octubre de 2014 00:00

El cantante Daniel Santos decía que Guayaquil era el último rincón del Caribe por la forma como la gente disfruta los ritmos tropicales, especialmente la salsa.

Aunque esta ciudad está a miles de kilómetros distante de las turquesas aguas de esa región, aquella frase cobra sentido cuando miles de guayaquileños se reúnen para bailar salsa casi hasta morir y qué mejor, frente a grandes exponentes de este ritmo tropical.

En esta ocasión la cita fue en el estadio Christian Benítez, ubicado en el parque Samanes, en donde miles de salseros llegaban desde las 17:00, aunque recién ingresaron al recinto desde las 19:00.

Mientras ingresaban, el personal de seguridad y logística los orientaban para que se situaran en sus respectivos asientos o sobre el gramado del estadio, que estuvo cubierto por enormes alfombras.

En los graderíos fue común ver a personas que se encontraban por casualidad y a otros sacándose un selfie para subirlo a las redes sociales, a través de sus teléfonos móviles, aunque por momentos la señal de una operadora de telefonía se perdía y los comentarios se escuchan por doquier.

Ya para entonces, los chicleros y los vendedores de bebidas (agua, gaseosa y cerveza) no se hicieron esperar dentro de las instalaciones del estadio.

Familias enteras, parejas y grandes grupos de amigos ingresaban entusiasmados. Fue evidente ver a cientos de personas con sus uniformes de trabajo, especialmente de agencias bancarias, mientras que en la tarima se ultimaban los detalles técnicos para el espectáculo.

A las 21:10 subió al escenario Héctor Napolitano con su saludo característico y el ¡Viva Barcelona! que fue coreado por la mayoría de asistentes, especialmente por quienes se encontraban en las tribunas.
Temas alusivos a Guayaquil y la infaltable ‘Gringa loca’ estuvieron para el deleite del público que arropó de aplausos a este músico que agradeció el apoyo durante su carrera.  

Con un “ya me voy... aguanten” se despidió Napolitano y de inmediato subieron los integrantes del grupo Antecedentes. Estos músicos interpretaron varios cóvers salseros de conocidos artistas, como Eddie Santiago y La Suprema Corte.

Aunque el público coreó algunas de las canciones, fue evidente la desesperación porque querían que empezaran a cantar los artistas internacionales. Más aún cuando la noche prometía una larga velada por las actuaciones de El Gran Combo de Puerto Rico, Tony Vega, Gustavo Enrique y Gilberto Santa Rosa.

Fue precisamente el llamado ‘Caballero de la salsa’, el encargado de abrir el show internacional, a las 22:20. ‘Amor mío no te vayas’ fue el tema escogido por el puertorriqueño para abrir su recital en Guayaquil, ciudad de la que dijo “siempre es grato volver”.

Otros éxitos como Vivir sin ella, No quiero nada regalao, Perdóname y Qué manera de quererte también estuvieron en su repertorio que llevó al público a delirar cuando interpretó canciones como Sin voluntad, Malherido, Me volvieron a hablar de ella, Que alguien me diga y Nuestro juramento.

A las 00:10 subieron los integrantes de El Gran Combo y sin preámbulo cantaron Vagabundo. Las grandes y la cancha se convirtieron en pistas de baile improvisadas. Era como ver una enorme competencia por constatar quién es el mejor bailarín de salsa.

Brujería, Timbalero, Aguacero, Aguzate, El jolgorio, La loma del tamarindo, Oye Salomé, entre otros temas característicos de esta agrupación fueron incluidas en el repertorio que duró más de una hora.

Gustavo Enrique ‘El Sonero del Pacífico’ y Tony Vega cerraron el concierto denominado ‘Salsa con historia’. Ambos cantaron todos sus éxitos, a pesar de que varias personas comenzaron a retirarse antes de que la velada terminara.

Sin embargo, los salseros que habían hecho de la zona vip una pista de baile se quedaron hasta que las luces del escenario se apagaron y dejaron claro que en Guayaquil, la salsa se vive como en el Caribe.

Los integrantes de la agrupación El Gran Combo de Puerto Rico se presentaron a la medianoche y cantaron todos sus éxitos, aunque les faltó Ojitos chinos. Foto: Carina Acosta / El Telégrafo.
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado