Íconos de la cultura pop navideña nacieron del ingenio de la ilustración

- 26 de diciembre de 2016 - 00:00
Foto: Internet

Ayer el mundo occidental celebró la Natividad seguiendo las costumbres y tradiciones propias de cada país, pero a pesar de las pequeñas diferencias, existen personajes o íconos relacionados a esa fecha que son muy populares en todas las culturas: Papa Noél, Rodolfo ‘El reno’, El hombre nieve y hasta El Grinch.

Estos personajes forman parte de la cultura pop comercial de occidente y aunque no están relacionadas con el motivo de esta fiesta religiosa su presencia es muy fuerte en estas fechas.

El más popular de todos es sin duda alguna Papa Noel o Santa Claus, aquel hombre de gran barba blanca y prominente barriga que da regalos a los niños que se han portado bien durante el año.

Este personaje es una inspiración de la historia de Nicolás de Bari, nació en los territorios que hoy pertenecen a Turquía, dentro de una familia rica y acomodada.

Siendo todavía muy joven, el muchacho perdió a sus padres, presas de una epidemia de peste, y se convirtió en el heredero de una gran fortuna. A sus 19 años, Nicolás decidió dar toda su riqueza a los más necesitados y marcharse a Mira con su tío para dedicarse al sacerdocio. Allí fue nombrado obispo y se convirtió en santo patrón de Turquía, Grecia y Rusia.

San Nicolás falleció el 6 de diciembre del año 345 y puesto que esa fecha está muy próxima a la Navidad, se decidió que este santo era la figura perfecta para repartir regalos y golosinas a los niños el Día de Navidad tal como él lo hacía.

Posteriormente, en el siglo XII, la tradición católica de San Nicolás creció por Europa, y hacia el siglo XVII emigrantes holandeses llevaron la costumbre a Estados Unidos.

En 1809 el escritor Washington Irving escribió una sátira, Historia de Nueva York, en la que deformó al santo holandés, Sinterklaas, en la burda pronunciación angloparlante del santo. Más tarde el poeta Clement Clarke Moore publicó en 1823 un poema donde dio cuerpo al actual mito de Santa Claus, basándose en el personaje de Irving.

En ese poema se hace mención de una versión de Santa Claus, enano y delgado, como un duende; pero que regala juguetes a los niños en víspera de Navidad y que se transporta en un trineo tirado por nueve renos, incluyendo a Rudolph (Rodolfo).

Posteriormente, hacia 1863, adquirió la actual fisonomía de gordo barbudo bonachón con la que más se le conoce. Esto fue gracias al dibujante alemán Thomas Nast, quien diseñó este personaje para sus tiras navideñas en Harper’s Weekly.

A mediados del siglo XIX, el Santa Claus estadounidense pasó a Inglaterra y de allí a Francia, donde se fundió con Bonhomme Noël, el origen de Papá Noel, quien tenía parecido físico con Santa Claus, pero vestía de blanco con vivos dorados.

Igualmente a fines del siglo XIX se crearía, a partir de un anuncio estadounidense de la Lomen Company, la tradición de que Papá Noel procedería del Polo Norte, y se popularizarían completamente los renos navideños como medio de trasporte de Santa Claus.

A comienzos del siglo XX en 1902, en el libro infantil The Life and Adventures of Santa Claus de L. Frank Baum se origina la historia de cómo Claus se ganó la inmortalidad, al igual que su título de santo.

Igualmente, ya en el siglo XX, la empresa Coca-Cola encargó al pintor Haddon Sundblom que remodelara la figura de Santa Claus/Papá Noel para hacerlo más humano y creíble. Esta versión data de 1931.

Desde entonces la presencia del personaje fue más fuerte que Hollywood decidió llevarla a la gran pantalla dentro de la película Milagro en la calle 34, protagonizada por  Mara Wilson, Elizabeth Perkins, Dylan McDermott y Edmund Gwenn, famoso actor británico que fue el primero en personificar a Papa Noél en el cine. De hecho, ha sido el único actor en ganar un Oscar por este personaje (1947).

Desde entonces, Papa Noél ha sido representado por varios actores reconocidos como Leslie Nielsen, Tim Allen, Billy Bob Thornton, entre otros.

Otros personajes

Aunque para 1823 se habla de los ocho renos que trasladan de forma mágica a Papa Noél por el cielos del mundo, la historia particular de Rudolph es añadida a raíz de la publicación de Robert L. May, Christmas story, en 1939. Críticos aseguran que la historia de este reno guarda similitudes con El Patito Feo de Hans Christian Andersen.

Después de 10 años de éxito como un regalo de promoción, el cuñado de May, Johnny Marks, decidió convertir la historia en una canción de Navidad. Marks nació en el Monte Vernon, Nueva York, y estudió música en París. Durante la Segunda Guerra Mundial produjo espectáculos para el ejército. Después se interesó en escribir canciones de Navidad y se convirtió en el compositor más prolífico de canciones navideñas de todos los tiempos.

En 1964 Rodolfo llegó a la televisión por primera vez en un especial navideño considerado uno de los más extensos de la historia, aunque realidad es una película de animación en stop-motion dirigida por Larry Roemer y Kizo Nagashima.

En 1998, se hizo un remake (en animación tradicional) dirigido por William R. Kowalchuk.

Una década después de la popularidad de Rodolfo, un nuevo personaje apareció para convertirse en la preferencia de los más pequeños. El álbum ilustrado de Raymond Briggs fue un éxito comercial y y no había invierno en Estados Unidos en donde no se elaborara un muñeco de nieve en portales, aceras y veredas. En 1982 el libro se convirtió en una película de animación de Dianne Jackson de unos 26 minutos de duración, nominada para el Oscar al Mejor Corto de dibujos en 1983. La versión para dibujos animados Walking In The Air fue escrita por Howard Blake.

No fue hasta 1998 que este personaje regresó a la gran pantalla. Bajo el nombre de Jack Frost, protagonizada por Michael Keaton y Kelly Preston, la película cuenta la historia de Jack, quien muere en un accidente de auto y regresa a la vida como un muñeco de nieve.

Estos personajes tambien tuvieron su antagónico como si se tratase de uno de los superhéros de Marvel. El Grinch apareció en el libro infantil ¡Cómo el Grinch robó la Navidad! escrito por el Dr. Seuss en versos con rima e ilustraciones del mismo autor, y publicado por Random House en 1957. El libro critica la visión de la Navidad como algo comercial y satiriza a aquellos que obtienen beneficios explotando la época navideña.

Chuck Jones hizo la primera película de dibujos animados en 1966, narrada por Boris Karloff, que también dobló la voz del Grinch. La película suele ser emitida en la televisión americana en Navidad.

Una versión teatral fue representada en el Old Globe Theatre de San Diego, en 1998. También fue representada en Broadway y realizó un tour por Estados Unidos en 2008.

Se hizo una película basada en el libro en 2000 protagonizada por Jim Carrey. La última vez que apareció este personaje en la gran pantalla fue en las películas de dibujos Halloween Is Grinch Night y The Grinch Grinches the Cat in the Hat, basadas en los personajes de Seuss. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: