Enlace entre actrices y políticos, en la vida real también se vive como en las telenovelas

26 de junio de 2013 - 00:00

La cantante y actriz mexicana Sherlyn González, protagonista de ‘Amores verdaderos’, anunció su compromiso con el director político de Nueva Alianza Puebla, Gerardo Islas, y desde ya los medios mexicanos se alistan para contar una nueva historia de amor entre una de sus actrices y un político de su país.

Y es que aunque en Sudamérica, el 26 de mayo de 2001, la noticia que la chilena, Miss Universo 1987 y presentadora de TV, Cecilia Bolocco, contrajera nupcias con el entonces recién ex presidente de Argentina, Carlos Menem, invadía las portadas de Latinoamérica, en México, el ver ligado sentimentalmente a una actriz, modelo o cantante a sus figuras políticas no es ninguna novedad.

Empezaremos con la historia del ex presidente mexicano José López Portillo, cuya gestión fue del 1 de diciembre de 1976 al 30 de noviembre de 1982, y sus amoríos con una de las mujeres más bellas del espectáculo en la época del cine de oro, conocida como ‘cine de ficheras’, Alejandra Asimovick Popovic, cuyo nombre artístico es Sasha Montenegro.

En el sitio Semana News se narra la historia real y menciona que cuando López Portillo terminó su período como presidente gritó su amor por Montenegro a los cuatro vientos, pero no fue hasta 1995 en que se unieron por lo civil, y años después cuando falleció la primera esposa del ex presidente, se casaron por la iglesia. Al morir López Portillo se desató todo un escándalo por la herencia y la pensión que se le otorga a las familias presidenciales.

En la década de los ochenta, la actriz Silvia Pinal también fue primera dama de Tláxcala, tras casarse con el gobernador Tulio Hernández.

Esta unión llevó a la histrión a fungir como titular del DIF en ese estado. Sin embargo, la farándula resultó ser más atractiva, pues hasta la fecha es en ese rubro donde se ha mantenido fiel y dedicada, aunque también coqueteó con otros cargos de elección popular.

Cabe destacar que antes está la francesa Christiane Magnani, Miss Universo en 1953, quien en un viaje a México conoció y se casó con el ex gobernador de Veracruz, Miguel Alemán Velasco, actualmente ambos mantienen un matrimonio sólido.

La siempre bella Victoria Ruffo no se quedó atrás. Tras su matrimonio fallido con el actor Eugenio Derbez, la actriz mexicana cautivó con sus encantos y fama a nada menos que a Omar Fayad, quien fue alcalde de Pachuca.

Es así como Ruffo pasó a tener un papel de primera actriz a primera dama de la mencionada ciudad. En 2012 Fayad anunció su candidatura al Senado de México por el PRI, siendo este su tercer puesto en el Congreso de la Unión.

Paty Sirvent, la cantante del grupo Jeans que después intentó seguir su carrera musical con temas infantiles bajo el nombre de Paty Lu, se casó con César Nava, cuando era líder del PAN. Aunque la novedad se hizo eco por corto tiempo su matrimonio no causó tanta popularidad en los medios.

De matrimonios a romances de famosas y políticos suena la escandalosa relación que, a diferencia de Montenegro, no terminó en matrimonio de la actriz Edith González y el senador panista Santiago Creel. Él, casado, y ella, madre soltera de Constanza. Fue hasta 2010 cuando el político aceptó públicamente la paternidad de la pequeña.

Un caso similar experimentó la actriz Érika Buenfil, quien luego de que por varios años se presentara como madre soltera de Nicolás, el nieto del ex presidente Ernesto Zedillo, quien lleva su mismo nombre, asumió públicamente su paternidad.

Siguiendo con historias que no terminaron en matrimonio pero sí en final feliz está María Sorté, quien estuvo unida por 22 años al político aspirante a la presidencia en 1981, Javier García Paniagua, quien murió en 1998. Aunque no se casaron, procrearon dos hijos, Adrián y Omar, quienes ya la convirtieron en abuela.

En otro continente, otra historia, digna de una novela, fue la de Nicolas Sarkozy, el “niño maravilla” de la política francesa, y la actriz, modelo y cantante, Carla Bruni, una “gata” italiana, como ella misma se define, con fama de insaciable.

Desde un principio, la relación de ambos acaparó portadas en todo el mundo. Y no era para menos. Por separado, la vida personal de cada uno ya llamaba la atención.

El 2 de enero de 2008, a pocos meses de haberse conocido (noviembre), Carla Bruni y Nicolas Sarkozy se casan en una ceremonia íntima oficiada por uno de los alcaldes de París. La noticia tuvo eco mundial.

Retomando a México, otra de las bodas que acaparó las portadas mundiales fue la de la actriz Angélica Rivera, quien de ser primera actriz de Televisa se convirtió en la primera dama de México tras casarse, en el 2010, con el actual presidente azteca, Enrique Peña Nieto.

La pareja dio el ‘sí’ en la Catedral de Toluca el sábado 27 de noviembre, poco después del mediodía. Ambos lideraron su campaña rumbo electoral, hasta que el 30 de agosto del 2012 fue declarado presidente electo por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. Peña Nieto asumió el poder el 1 de diciembre del mismo año.

La historia más reciente, con final feliz, es la de la actriz polaco-mexicana Ludwika Paleta, quien en abril contrajo nupcias con Emiliano Salinas Occeli, hijo del ex presidente de México, Carlos Salinas de Gortari, en la lujosa hacienda Tekik de Regil, en el poblado de Timucuy, Yucatán. El enlace es considerado por muchos como la boda del año de la sociedad mexicana.

Se especula podría ser superada por la de Anahí, la ex RBD, quien mantiene una relación sentimental con Manuel Velasco, actual gobernador del estado de Chiapas.

Aunque la popular pareja no ha confirmado sus planes de boda, luego de su compromiso oficial en enero, en las redes sociales y medios los amigos cercanos dejaron el rumor de que la unión se realizaría dentro de muy poco.

Al “íntimo festejo” asistirán figuras importantes del mundo del espectáculo y la política. Entre los posibles invitados a la boda se encuentran el escritor Paulo Coelho, el ex presidente de Brasil, Luiz Inácio ‘Lula’ da Silva, el presidente de México, Enrique Peña Nieto y la primera dama, Angélica Rivera.

La ceremonia religiosa tendría lugar en la Catedral de San Cristóbal de las Casas, y a la recepción podrían acudir alrededor de mil invitados. Se rumora que la actriz se ha volcado a los preparativos de lo que promete ser la boda del año, pero también se esmera en su preparación para desempeñar un buen papel como primera dama de Chiapas. Dicen sus allegados que pasa horas estudiando geografía, historia y leyes.

Entre los detalles que se han filtrado se dice que la cantante y empresaria usará dos vestidos de novia, uno diseñado por la famosa Vera Wang, con un valor aproximado de 400 mil pesos, y otro creado por Gustavo Mata.

Hay más historias de políticos vinculados con bellas actrices y cantantes, algunas que se cuentan son solo rumores, otras que exponen como cuento de hadas. Lo que sí queda claro es que en la vida real también se puede vivir  un “final feliz”, tal como sucede en las telenovelas.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: