Dunaway enfrenta demanda de su casero de Nueva York

04 de agosto de 2011 00:00

La actriz Faye Dunaway fue denunciada por su casero en Nueva York, quien la acusa de aprovecharse de la ley sobre subvención de viviendas para primeras residencias del Estado, aunque la protagonista de filmes como “Bonnie and Clyde” (1967) o “Mommie Dearest” (1981) reside en California, informó ayer el diario The New York Times.

La ganadora de un Oscar a la mejor actriz por “Network” (1976) tendrá que comparecer ante un juzgado de la vivienda para responder a la demanda presentada el martes pasado por su casero, y que sigue a otras quejas que le planteó por los mismos motivos entre mayo de 2009 y diciembre de 2010, agrega el medio.

En el proceso se la acusa de aprovecharse de un apartamento de renta estabilizada, de una habitación en el exclusivo barrio del Upper East Side de Manhattan, por el que la actriz cancela 1.050 dólares al mes y que no ocupa.

El rotativo indica que el juicio incluye también a su hijo, Liam Dunaway ONeill, fruto de la relación que la actriz tuvo entre 1983 y 1987 con el fotógrafo Terry ONeill, quien aparece como subarrendatario.

El casero señala en su acción legal, dice el diario, que la estrella del cine,  nacida el 14 de enero de 1941, no utiliza esa vivienda como primera residencia, tal como obliga la ley sobre estabilización de alquileres para viviendas, debido a que en realidad la intérprete vive en West Hollywood (California).

Dunaway, de 70 años, “no lleva un estilo de vida glamuroso”, dice el diario neoyorquino. El rotativo señala también que la casa californiana no es una mansión y que todavía está pagando por ella la hipoteca, además de que conduce un utilitario de 2007, según los datos incluidos en la demanda.

Según esos mismos documentos, el actual contrato de alquiler de la protagonista de "Chinatown" expiró el pasado 31 de julio, pero aunque el casero le pidió que abandonara la morada que alquilaba desde 1994, la actriz no lo ha hecho ni tampoco le ha contactado.

Contenido externo patrocinado