“Don Ramón”, un legado de humor

- 13 de agosto de 2018 - 00:00

El 9 de agosto de 1988 falleció Ramón Valdés, quien interpretó a uno de los personajes más populares de todas las producciones de Chespirito: el hombre que debía 14 meses de renta y que se dedicó a todos los oficios posibles.

En 1968 Roberto Gómez Bolaños, que llegó a la televisión como guionista, protagonizó el programa de sketches cómicos Los supergenios de la mesa cuadrada, con tres actores con los que haría historia: Rubén Aguirre, María Antonieta de las Nieves y Ramón Valdés, de quien ahora recordamos 30 años de su fallecimiento.

Nacido en una familia de artistas, Valdés empezó su carrera cinematográfica en la última etapa de la época de Oro del Cine Mexicano, en la que desempeñó pequeños papeles en cerca de 50 películas en las que aparecía junto a Mario Moreno Cantinflas, Pedro Infante y su hermano Germán Valdés, “Tin Tan”.

Aunque ya tenía algo de fama por sus apariciones en el cine, cuando empezó a trabajar con Chespirito, se hizo conocido y querido en América Latina.

En Los supergenios su papel era el del “Inegeniebrio” Don Ramón Valdés y Tirado al Anís, pero a partir de 1971 el personaje abandonó la mesa cuadrada para instalarse en el número 72 de la vecindad del Chavo del 8.
Ya no era un alcohólico, pero mantenía la misma actitud de hombre de pocas pulgas que no se guardaba las cosas que quería decir.

Al fin y al cabo, se cuenta que Chespirito le solía decir que no actúe: “Sé tú mismo”. Gómez Bolaños, que lo admiraba desde antes de trabajar en la televisión, lo invitó a trabajar con él porque sabía que una personalidad como la suya era la que quería para muchos de sus personajes.

Aunque Don Ramón era un hombre pobre, irrespetado por su vecina Doña Florinda, perseguido por los golpes del Chavo, exasperado por su hija y agobiado por su casero, el Señor Barriga, cuando se trataba de otras producciones de Chespirito, su personalidad cascarrabias era perfecta para roles de villanos como el Rascabuches, Súper Sam y Pirata Alma Negra en algunos episodios de El Chapulín Colorado.

En 1978 Ramón Valdés dejó de trabajar con Chespirito. Volvió tres años después por una temporada, cuando ya tenía un cáncer de estómago que había hecho metástasis.

Falleció el 9 de agosto de 1988. Ahora, a 30 años de su partida, aún el mundo lo recuerda por su personaje más popular. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: