¿Cyndi Lauper usó a la verdadera Annabelle en su tema más exitoso?

- 16 de octubre de 2014 - 16:14

La historia real de la que se desprende el libreto, anécdotas terroríficas en el marco de la filmación, bromas macabras y un rimbombante marketing le otorgan popularidad mundial a Annabelle, cada vez con mayor intensidad.

Ahora, una nueva noticia se cola en lista de novedades sobre esta particular muñeca que protagonizará el que quizás se convierta en el thriller más taquillero de octubre: su supuesta aparición en el audiovisual de la canción The girls just wanna have fun, de Cyndi Lauper.

En el minuto 3:26, se puede ver una muñeca de trapo que tiene un indiscutible parecido con la verdadera Annabelle, aquella que descansa en un museo de objetos paranormales después de que fue descubierta por una medium, y a la que se le atribuye una posesión demoniaca. 

En el video se hace incluso un acercamiento de segundos al juguete cuando la cantante entra a la habitación. Está encima de una cómoda, pero a la vista de cualquiera podría pasar desapercibida, de hecho lo hizo las últimas tres décadas, y hubiera seguido así de no ser por el sonado estreno cinematográfico.

 

El mito

El juguete pertenecía a una tradicional línea de productos infantiles conocidos como Raggedy Ann. En 1970, la muñeca fue regalada a una adolescente que luego de tenerla varios días notó que su Ann se movía sola. El tema pasó a ser más serio cuando aparecieron en la casa mensajes escritos con la letra de un niño en papeles de pergamino. Los mensajes era siempre los mismos: “Ayuda“ y “Ayuda a Lou”.

Es allí cuando aparecen Ed y Lorraine Warren, matrimonio adicto a lo paranormal que en 1952 fundó La Sociedad de Investigación Psíquica de Nueva Inglaterra, y quienes además son dueños del Museo del Ocultismo en Connecticut, el actual lugar de residencia de Annabelle, después de que fue catalogada como "extremadamente peligrosa" por la pareja.

¿Es la verdadera muñeca la del video de Lauper? Nadie lo ha dicho aún, pero a juzgar por las fotos comparativas, no cabría duda de ello. 

Girls Just Want to Have Fun el sencillo debut de la artista, tiene a la actualidad 80 millones de reproducciones y está considerado el tema más exitoso de su carrera. Fue lanzado 1983, poco más de una década después de que reventara el mito de Annabelle. Ocupó el puesto número 23 en las mejores 100 canciones de los 80 y figura entre los mejores videos musicales de la revista Rolling Stone. La escena del dormitorio, en la que aparece la muñeca, es un homenaje a la película Una Noche en la Ópera. 

La película

El estreno de este filme llega luego de que El Conjuro, estrenada en julio de 2013, recaudó 318 millones de dólares en las taquillas de todo el mundo. John Leonetti dirige esta segunda entrega con un guión de Gary Gauberman. James Wan, el director de la primera, y Peter Safran son los encargados de producir la película que llegará a Ecuador este mes.

 

Todos atentos a los pasos de Annabelle

El estreno de este filme es tan mediático, que  el animador brasileño Silvio Santos filmó una cruel broma a trabajadores de limpieza en una mansión antiquísima de Sao Paulo. Allí, encierra a los empleados y les hace conocer a Annabelle. El video es viral en internet. BIMP.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: