El concierto de Nicky Jam fue un evento de esparcimiento familiar

- 24 de agosto de 2018 - 15:53
Durante el concierto, Nicky Jam mostró una bandera de Ecuador.
Fotos. Cortesía Nicola Wills

El concierto del reguetonero puertorriqueño Nicky Jam, desarrollado en Guayaquil la noche del jueves 23 de agosto, derrumbó prejuicios de ciertos sectores sociales sobre los fanáticos y este género musical.

Jimmy, de 35 años, es padre de familia de Anahí (11) y Thiago (7). Él estuvo en la localidad VIP con sus dos hijos y confesó que jamás sintió temor o el mínimo recelo de llevar a sus vástagos a un evento masivo donde el protagonista es el reguetón.

Los niños, muy animados, llegaron al Centro de Convenciones de Guayaquil con una hora de anticipación y escucharon en sus celulares la música del autor de Live It Up, El Perdón o Si Tú la Ves mientras esperaban el concierto. Thiago usaba una cadena gruesa brillante y, de rato en rato, hacía alarde de su blin-blin.

Jimmy, de 35 años, es padre de familia de Anahí (11) y Thiago (7)

Al igual que Jimmy, cientos de padres y madres de familia junto con sus hijos (niños y adolescentes), en todas las localidades, bailaron los ritmos pegajosos del reguetón boricua.

El evento empezó puntual,a las 20:00, con la presentación del dúo guayaquileño Tres Dedos, quienes aunque no animaron a muchos sí recibieron aplausos, especialmente en el sector de MagaBox, la localidad más cercana al escenario.

Otro reguetonero que animó la noche, previo al arribo de la estrella de show, fue Valentino, considerado clásico en el género. El autor de Punto y Coma o Bésame puso de pie al público tan pronto como apareció en el escenario.

En la localidad general, donde estaba el grueso del público, la gente se arriesgó y convirtió las endebles sillas plásticas en pista de baile.

Nicky Jam en concierto.

Nicky Jam apareció en el escenario e, inmediatamente, el Centro de Convenciones se estremeció con el griterío de hombres y mujeres.

El carisma del artista le gana siempre a sus habilidades en el escenario y, aunque no es un showman, mantiene activos a sus fanáticos en cada segundo.

Hablar de la calidad audio en este espacio es llover sobre mojado. Los sonidos se entremezclan y generan interferencia y eco. Pero claro, esto no es error de los equipos ni de los organizadores. El Centro necesita ser mejorado. (E)

Nicky Jam en concierto.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: