Comic Con acogió a más de 20.000 visitantes entre viernes y domingo

- 30 de agosto de 2016 - 00:00
El batimóvil, que construyó el guayaquileño Adolfo Quirola con 13 personas más, tuvo inversión de $ 70.000.
Foto: William Orellana / El Telégrafo

La feria para fanáticos de las historietas y superhéroes, que se realizó en el Centro de Convenciones Simón Bolívar, creó puestos laborales temporales.

A la una de la tarde del sábado miles de personas hacían columna para ingresar al Centro de Convenciones Simón Bolívar para la primera edición de Comic Con Ecuador, que se realizó entre el viernes y el domingo pasado.

No todos accedieron al recinto y solo se quedaron en la Av. de las Américas, mientras que adentro era difícil transitar los 32 stands que se  montaron en el Centro de Convenciones, entre el miércoles y viernes pasado, según Jaime Salame, productor técnico del evento.

El diseñador gráfico Rubén Armas, quien organizó el Comic Con Ecuador con el publicista Fernando Flores, indicó que la primera jornada registró a 6.000 visitantes, según las entradas vendidas, a través de Ticketshow.

“Durante el primer día acudió menos gente porque la mayoría de fans trabajan, pero mejoró por la noche. El fin de semana aumentó el número de visitantes a 8.000 por día. Padres e hijos podían disfrutar de las atracciones del lugar”, explicó el organizador.

Las entradas costaron $ 7 y se estima que durante los tres días se recaudó alrededor de $ 150.000.

Armas reconoce que la convención fue una oportunidad para el comercio. Cada invitado expuso y vendió sus productos.

Hubo artistas gráficos que dibujaron en vivo y vendieron sus obras. Otros lo hicieron con esculturas, además de quienes ofrecieron camisetas, arte reciclado, libros, historietas, fotografías, autógrafos y más novedades.

Kevin Fernández y Daniel Gabela, autores del cómic ecuatoriano ‘Nerdos’ comerciaron sus historietas ($ 3), jarros ($ 8), libretas ($ 2) y afiches ($ 3), mientras que los bocetos de los personajes eran gratis.

Junto a su pabellón estaba Hangar 2027 del creativo publicitario Federico Oporto. Él exhibió y vendió maquinaria futurista, que se basa en las películas Blade Runner, Aliens y otras de la década de los 80.

Oporto crea sus obras con materiales desechables, entre ellos cascos que encuentra en la calle, electrodomésticos en desuso y hasta artículos donados. El valor promedio de sus productos es de $ 300.

Cuenta que su taller Hangar 2027 queda en la ciudadela Kennedy. Revela que demora un par de semanas en crear alguna obra y que tarda más en conseguir los materiales.

Una de las atracciones locales de la Comic Con Ecuador fue la réplica del batimóvil, que a inicios de este año construyó Andrés Quirola, quien también es fan de Batman.

Quirola, de 30 años, tiene una empresa automotriz. Afirma que construyó el vehículo entre enero y el 24 de marzo pasado en que se estrenó la película Batman vs. Superman: el amanecer de la justicia.

“Durante ese tiempo trabajamos 14 personas entre soldadores, mecánicos, reparadores y más. Fueron jornadas que empezaban a las ocho de la mañana y terminaban a las once de la noche. Terminamos 15 minutos antes de la medianoche del día en que se estrenaba la película. Aquella vez manejamos el batimóvil desde Durán hasta el Citymall donde vimos la película con retraso”, contó Quirola, quien asegura que el vehículo es de acero.

“Las réplicas originales son de fibra de vidrio. Para hacerlo nos basamos en fotos que se filtraron de la película. Invertimos 70.000 dólares para construirlo”, agregó.

La Comic Con Ecuador tuvo 16 invitados entre nacionales y extranjeros, que dictaron talleres gratuitos en una tarima que tenía una pantalla gigante en la que se podían ver los detalles de las enseñanzas y de los alumnos. Ahí también se proyectaron tráilers de películas basadas en cómics y el estreno de la cinta nacional Sin muertos no hay carnaval, del cineasta quiteño Sebastián Cordero.

Hubo 9 cosplayers (fans que se disfrazan de personajes) de Argentina y Colombia. A ellos se unieron los cosplayers ecuatorianos.

Según Armas, 60 personas trabajaron en el equipo técnico durante la Comic Con, que empezó a gestarse hace 3 años.

“Cuando surgió el proyecto planteamos un estudio de mercado con un evento sin publicidad formal, solo de voz en voz y que se realizó en la Plaza de las Américas”, refirió.

Armas reveló que una alianza con Comic Con Medellín, donde conocieron a Pablo Perillo (el doble argentino de Bruce Willis) ayudó a la organización en Ecuador, mientras que Hugo Jaramillo, un amigo en Nueva York, contactó a los Power Rangers. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: