Carlos Aurelio Rubira Infante fue despedido con su música

- 16 de septiembre de 2018 - 00:00
lucin

Los restos del artista guayaquileño fueron sepultados en la puerta 8 del Cementerio General de Guayaquil. En octubre su nombre figurará en el Salón de la Fama de Compositores Latinos.

Las lágrimas que oculta tras sus gafas Anita Quinde Salvadórez, quien grabó la composición de Carlos Aurelio Rubira Infante, ¡Viva Samborondón¡, se visibilizan cuando se dispone a interpretar “Esposa”.  No obstante, toma un respiro mientras suenan los acordes que salen de los instrumentos de los músicos que la acompañan: dos guitarristas y un requintista. 

Quinde junto a Juanita Córdova, Theresa Franco, César Augusto Montalvo, entre otros cantantes, se despidieron ayer, en la Sala Exclusiva 2 de la Junta de Beneficencia, del cantautor guayaquileño entonando sus melodías. Horas después sus restos fueron trasladados a la puerta 8 del Cementerio General de Guayaquil. 

Carlos Aurelio Rubira Infante compuso más de 600 canciones, entre ellas “Guayaquileño madera de guerrero”, “Chica linda”, “Ambato tierra de flores”, “Venga conozca El Oro”, “Playita mía”, así como otros populares temas.

Famoso por su picardía y sencillez, grabó con grandes intérpretes, como Fresia Saavedra, Julio Jaramillo, Pepe Jaramillo y Olimpo Cárdenas. 

El optimismo de Rubira
“Los cobardes y los vencidos son los que suelen llorar cuando se sienten vencidos. ¡Adelante! o  ¡Fuerza Rubira!”, son las frases con las Gilda recordará a su padre.

Para Gilda, su progenitor, quien hoy cumpliría 97 años,  era un hombre que pese a que durante sus últimos años vivió en una silla de ruedas siempre inyectaba optimismo. Antes de su deceso, Carlos Aurelio Rubira Infante  le dijo que quería hacer algo muy grande en Ecuador y así lo hizo. En mayo, el músico, su familia y seguidores celebraron su ingreso al Salón de la Fama de los Compositores Latinos, pero lastimosamente no alcanzó a asistir al acto oficial, pues la gala está pautada para el 18 de octubre, en el James L. Knight Center en Miami, EE.UU. 

Su nieto, Enrique Candell Rubira, manifestó que sus 5 hijos: Gilda, Pedro, Juan y Carlos Rubira Gómez y su hija mayor, Alba Rubira Zambrano, quien vive en Nueva York, viajarán  en octubre a Miami para recibir este reconocimiento.

El viernes, tras su muerte, el alcalde Jaime Nebot decretó 3 días de duelo.

El presidente Lenín Moreno también extendió su pesar y admiración por el artista. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: