El concierto se desarrolló con normalidad

Vallenato y reggaeton en una misma noche de fiesta guayaca (Video)

- 10 de octubre de 2014 - 12:05
Foto: Gerónimo Altamirano

El concierto se desarrolló con normalidad

A ritmo de vallenato y reggaeton Guayaquil celebró sus fiestas de independencia, en la explanada del Teatro Centro Cívico Eloy Alfaro, con las actuaciones del colombiano Carlos Vives y el puertorriqueño Tito El Bambino.

Luego de la sesión solemne que el Gobierno realizó en honor a la ciudad y que congregó a miles de ciudadanos que llegaron de diferentes sectores de la urbe, el cielo se alumbró con fuegos artificiales que por cerca de 20 minutos entretuvieron a grandes y chicos, quienes aprovecharon la oportunidad para tomar fotografías con los celulares.

A las 20:00 el vallenatero subió al escenario, vestido de negro, e interpretó el tema ‘Mil colores’ y de inmediato puso a bailar a los presentes. Vives recorrió el escenario de extremo a extremo como es costumbre en sus espectáculos.

“Hace un poco más de 20 años vine por primera vez a esta ciudad que me abrigó de inmediato. Es lindo ver que han pasado tantos años y sigo viendo juventud. Sus padres los han traído porque les han contado que hace ‘aaaaaños’ vino alguien a cantarles vallenato. Gracias por todo ese cariño Guayaquil, ustedes saben que somos familia”. Esas fueron las primeras palabras que el intérprete colombiano dijo sobre el escenario.

“Compadre Ramón/ compadre Ramón/ le hago la visita pa’ que me acepte la invitación/ quiero con afecto llevar al Valle cofres de plata/ una bella serenata con música de acordeón/ una bella serenata con música de acordeón/ con notas y con folclor de la tierra de la hamaca”, fue el siguiente pregonar del seis veces ganador del Grammy Latino en 25 años de carrera.

Con ‘La hamaca’ recordó sus inicios cuando protagonizaba la telenovela Escalona que le dio fama internacional, siendo Ecuador el primer país en visitar.

Siguiendo en esa línea cantó ‘La gota fría’, tema principal del disco ‘Clásicos de la Provincia’, que se convirtió en un clásico de la música colombiana, proyectando el vallenato al escenario continental.

“Si perdiéramos el campo, perderíamos el vallenato y si perdemos el vallenato perdemos al campesino. Y nuestros campos necesitan de esas manos para ser lo que somos. Una sola tierra fértil Ecuador, Colombia, Bolivia, Perú, Venezuela y todo el continente”, comentó el Caballero de la Orden de las Artes y Letras del Gobierno Francés y Premio Presidente de BMI a la Música Latina.

Con los temas ‘Pa’ Mayté’ y ‘El pollo’ cerró el bloque de canciones añejas de su carrera que comenzó en el año 1991. ‘Bailar contigo’, ‘Como le gusta a tu cuerpo’ y ‘Volvía a nacer’ causaron alboroto entre los asistentes, más cuando fue evidente la vitalidad que el colombiano aún mantiene para ofrecer un espectáculo de calidad.

Durante los 80 minutos que duró su recital, interactuó con los asistentes que estaban cerca del escenario en la que frases como “Te amo Carlos”, “Déjame subir”, entre otras, se escuchaban por doquier.

‘Cuando nos volvamos a encontrar’ también fue uno de los temas que incluyó en su repertorio, mientras que en la enorme pantalla led, que estaba detrás del escenario, se proyectaba el video de esta canción que grabó con Marc Anthony.

Al final, Vives se subió a un “tren imaginario” para interpretar ‘regresar a mi pueblo’, tema con el que se despidió entre besos, aplausos, gritos y papel picado multicolor.

Tras una breve actuación del cuerpo de baile Wilson Dance y del cantante guayaquileño Danilo Parra, el boricua Tito El Bambino llegó pasadas las 22:00 y causó euforia en el público, la mayoría era de adolescentes, puesto que luego que cantó Vives varios grupos se retiraron.

El cantante de reggaeton y que profesa la religión cristiana hizo un repaso por todos sus éxitos desde 2006 cuando alcanzó popularidad con ‘Felina’. Temas como ‘A que no te atreves’, ‘Llama al sol’, ‘Dame la ola’, ‘Déjala volar’, ‘El amor’, ‘Caile’, ‘Corre y dile’, ‘El tra’, ‘Pepe’, ‘Esta noche’, ‘Felina’, ‘Por qué les mientes’, ‘Te pido perdón’, ‘Qué llueva el amor’, entre otros, hizo vibrar a los espectadores, en medio de un juego de luces multicolores desde el escenario.

“Gracias Guayaquil por todo ese cariño. Espero verlos pronto... yo sé que será así”, manifestó El Bambino antes de abandonar el escenario.