'Vacío', el salto migrante en el cine ecuatoriano

- 23 de enero de 2020 - 00:00
Lei (Fu Jing) es la protagonista de la película. Ha cruzado el Pacífico pensando que Ecuador será la escala para llegar a una ciudad anhelada, Nueva York.
Foto: Fotogramas de 'Vacío'

La película de Paúl Venegas se estrenará en todo el país el 24 de enero. El elenco está compuesto por actores naturales en una ficción sobre chinos.

La película Vacío dirigida por Paúl Venegas, es la primera del cine nacional en llevar a la ficción a la migración china. Es también una historia ambientada en Guayaquil, ciudad que recibe a dos migrantes que anhelan llegar a Estados Unidos y caen en una red delictiva sin apenas conocer el español.

En la vida real, Lei (interpretada por Fu Jing) arribó a Ecuador desde China para enseñar su idioma. Y Wong, el coprotagonista (Zhu Lidan), vivió su adolescencia en Italia y España antes de volver a su país hasta que su padre vino acá para abrir un restaurante.

Ahora Lidan es exportador de madera y traductor del único periódico ecuatoriano que se publica en chino. Además de maestra, Jing se ha afincado en el puerto principal y tiene un hijo nacido en Ecuador.

Son actores naturales, explica Venegas, quien hizo un casting largo, que incluyó una convocatoria a través de afiches pegados en las paredes de La Bahía, “el barrio chino” de Guayaquil.

Fue ahí, en un almacén, que encontró a Mr. Lu (Yin Baode), quien había llegado en los años 80, como ingeniero, sin imaginarse que estaría en una película casi cuatro décadas después.

“La migración, la mafia son temas tabú en China”, dice el cineasta, que ha topado esos imaginarios en su ficción, cuyo estreno comercial será el viernes 24 de enero en todas las salas a escala nacional.

Hay un segundo corte, con final distinto, para que el filme se exhiba en China. pero el guion (de Venegas y Carlos Terán Vargas) fue seleccionado como mejor proyecto en el Festival de Cine de Pekín, ciudad en la que el director vivió durante la segunda mitad de los noventa.

También allí, la cineasta Lexie Zhao le comentó que se había sentido identificada con la historia, en que Chang (el taiwanés Meng Day Min) mueve los hilos de unos humanos en tránsito, que son explotados en trabajos para los que no estudiaron y que también ejerce una violencia particular sobre algunos. Las mujeres, en especial.

La trama, sin embargo, no es sombría y habla de la esperanza, con ribetes de humor y costumbrismo local. Además, Víctor (Ricardo Velasteguí) es un seguidor del C. S. Emelec que compartirá momentos con sus amigos chinos, incluso en el estadio de ese equipo, del que es hincha y aparece con algunas de sus camisetas.

“Ese estadio siempre me pareció fascinante”, suelta Venegas, “pensé rodar ahí, aunque soy hincha del Deportivo Quito”, sonríe al hablar sobre las características documentales de la fotografía, pero también del sonido, que muestra la euforia de los aficionados en una ciudad portuaria, cuyo foco está en las calles del centro.

La historia de la migración china en Ecuador tiene 170 años y empezó en provincias como Los Ríos y Guayas pero luego hubo desplazamientos, “para convertirse en una de las comunidades más prósperas en Guayaquil”, dice el director de la cinta.

Esa ciudad es muy cinematográfica, reitera, a la vez que destaca los portales y la suerte de túneles que se forman en sus aceras, como un escape arquitectónico al calor de la ciudad y que asemejan a “un túnel del tiempo, por donde transitan personajes migrantes, con ese color ocre de la humedad”.

Simón Brauer fue el director de fotografía, en un proceso que Venegas define como “un trabajo de observación, desde exteriores en que se ve a los personajes en movimiento, sin seguirlos, en su hábitat urbano”.

Algunos extras también provienen de la China y 36 personas trabajaron en el rodaje. El título inicial era Montevideo, y la metáfora del título definitivo (“la migración es dar un salto al vacío”) es algo que se construye a lo largo de toda la historia, dividida en una suerte de subcapítulos: esperanza, desilusión, nostalgia, ardor y vacío.

Emociones que aparecen en ideogramas que hizo el artista y calígrafo peruano Danilo Oyarce. Venegas filmó escenas en la lengua nativa de los actores e hizo la traducción para los subtítulos que aparecen en buena parte del largometraje.

VacíoYin Baode, quien está radicado en Guayaquil, interpreta a Mr. Lu. El actor natural llegó para ejercer la profesión de ingeniero en los ochenta. Foto: Fotogramas de 'Vacío'.

Migraciones
El elenco de Vacío
Durante dos años se hizo un casting con actores en China; pero entre finales de 2016 y 2017, las audiciones se realizaron en Ecuador, país en que se seleccionó a actores naturales, migrantes chinos que residen en la capital, Guayaquil y Quevedo.

34 días duró el rodaje de la película. 30 fueron en Guayaquil y dos adicionales en Montevideo.

Guion galardonado
La producción y posproducción contó con un fondo del ICCA y el Festival de Cine de Pekín, en el guion que ganó como mejor proyecto. De 200 presentados, se seleccionaron 12 y el primero fue Vacío. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP