Toy Story 4: Éxito en taquilla abre discusión sobre su final

- 25 de junio de 2019 - 19:53
Woody hace hasta lo imposible para que Forky se adapte a ser un juguete.
Captura de video

En su primer fin de semana, recaudó $ 338 millones en todo el mundo. Pese a que las calificaciones de la crítica son positivas, no hay un consenso sobre si debía haber continuado la saga.

A pocos días de su estreno, Toy Story pasó la prueba de fuego. Tuvo mayor éxito en taquilla que sus antecesoras a nivel mundial en su primer fin de semana. A pesar de la expectativa de recaudar $ 140 millones, la empresa Exhibitor Relations señaló que en estados Unidos y Canadá logró $ 118 millones de recaudación, en 4.575 salas de cine.

En México, las cifras ascienden a 456 millones de pesos ($ 23 millones) tras la venta de 7.4 millones de boletos en 890 salas de cine. De acuerdo a medios argentinos, en el país del Mercosur la vieron un total de 1.63 millones de espectadores en 709 pantallas de cine.

Ecuador no se queda atrás. Entre el jueves 20 y el domingo 23, una de cada 10 personas eligió ver Toy Story. La producción tuvo una audiencia total de 310.000 espectadores, una cifra que va en ascenso y la ubica como la cinta animada más vista en su primer fin de semana en cines del país.

La película superó a otras secuelas de films como Dark Phoenix (de la saga X-Men), Men in Black International o Godzilla: King of the Monsters.

Un nuevo desafío para Woody 

La trama, dirigida por Josh Cooly y producida por John Lasseter, vuelve a presentar una aventura de Woody con sus amigos. Pero esta vez, el encantador vaquerito, preocupado por su nueva dueña, Bonnie, debe aceptar que ya no es el juguete favorito.

La cuarta entrega gira en torno a dos ejes: Forky, un tenedor de plástico con ojos y manos de alambre ensamblado por Bonnie. Pero Forky tiene un problema existencial: él no se identifica como un juguete, sino como basura, pues su cuerpo es el de un cubierto desechable.

Woody se echa encima la responsabilidad de cuidar al nuevo muñeco, y lo hará mientras la familia de Bonnie realiza un viaje por la carretera. Cruzando fronteras interestatales, Woody se encuentra con Bo Peep, la pastora de porcelana que formaba parte de la lámpara de la hermana de Andy.

Regalada por la madre de Andy hace muchos años, Bo ha logrado hacer una nueva vida luego de escapar de la tienda de antigüedades de un parque de diversiones. Empoderada y libre, la pastora hará que Woody se replantee suy situación.

La tienda de antigüedades es un lugar que alberga a juguetes como Benson, un muñeco de ventrílocuo que —como todos los personajes aterradores de Toy Story— no habla. También está Gabby Gabby, una muñeca antigua que sueña con convertirse en propiedad de Harmony, la nieta de la dueña del lugar.

Woody hace hasta lo imposible para que Forky se adapte a ser un juguete. Captura de video

Con la ayuda de varios Bensons, Gabby Gabby quiere hacerle a Woody una cirugía para quedarse con su caja de voz, pues ella necesita reparar la suya, dañada hace décadas, para estar como nueva y tener valor ante los ojos de Harmony.

Mientras Woody hace su trama por fuera, Buzz se encarga de la operación desde adentro del remolque en el que viaja la familia de Bonnie. Inspirado por la conciencia de su amigo el vaquero, Buzz empieza a escuchar a su "voz interior".

Discusión sobre el final
Han pasado 9 años de Toy Story 3, una que cerraba la trilogía, o parecía hacerlo. Pero el retrato del fin de una etapa en la vida de Andy fue señalado como el típico cierre con tinte de drama de los clásicos de Hollywood, un plus que le otorgó el Oscar a Mejor película animada en su tiempo.

La cuarta entrega obtuvo una calificación de 99% en Rotten Tomatoes y pese a ello las críticas apuntaban a que el final de la tercera parte bastaba y no era necesaria una siguiente.

De acuerdo a las cifras de taquilla que van en aumento, se reconoce la apuesta en calidad que realiza Pixar en cada una de sus cintas. Pero hay quienes discrepan con respecto a si la saga debió continuar o no. Un análisis de Associated Press señala que hay seguidores de la saga que prefieren que esta cuarta parte sea la definitiva.

“En un mundo cinematográfico de inagotables episodios de Star Wars, e incluso de actores que pueden ser revividos digitalmente, no todo está hecho para seguir hasta el infinito y más allá”, escribe el crítico Jake Coyle, de AP, republicado en diario Excélsior, de México.

Woody hace hasta lo imposible para que Forky se adapte a ser un juguete. Captura de video

Pero hay un detalle que hace que la cuarta entrega siga teniendo nuevas perspectivas: sus personajes siguen evolucionando. En especial Woody, quien "por primera vez, toma la decisión egoísta", escribe Ana Pastor, de Hipertextual.

Pastor señala que Woody "pasa la tercera película intentando superar que Andy se haya hecho mayor y nos demuestra durante la cuarta que aún no lo ha conseguido". De la mitad de la película en adelante, el cowboy descubre que ya no se siente responsable por su dueña, Bonnie, y empieza a plantearse una nueva forma de vivir.

Los productores de Toy Story, Mark Nielsen y Jonas Rivera, han dejado la puerta abierta para suponer que puede haber una siguiente parte.

“Cada película que hacemos, la tratamos como si fuera la primera y la última que vamos a hacer…Así que te obligas a hacer que se mantenga. ¿Habrá otra? No lo sé. Si la hay, es problema del mañana”, dijo Nielsen.

Rivera, por su parte, acotó que “nunca decimos 'nunca' en Pixar. Pero como narradores, estamos satisfechos con este final”.

Datos de la promoción y la producción  
La voz del personaje Duke Kaboom la hace Keanu Reeves, en un perfil inspirado en John Wick, el papel que interpreta el actor sobre un asesino a sueldo.

La producción rindió tributo a dos personajes que fueron parte de las voces de reparto, pero que fallecieron a lo largo de estos 24 años desde la primera cinta. Don Rickles y Adam Burke. El primero, que daba vida al Señor Cara de Papa, falleció en 2017. Burk fue el animador de Pixar que trabajó para Cars, Los Increíbles, y Wall E.

Distintas marcas lanzaron productos inspirados en Toy Story 4. Los zapatos Ultrabook y Continental, de Adidas, se inspiran en los colores de personajes. Reebok, en cambio, presentó un calzado impar en el que el zapato derecho representa a Woody y el izquierdo a Buzz Lightyear. Lego sacó su set de Duke Caboom. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: