Niños cantores de Viena regresan para deleitar al público con sus melodiosas voces

13 de agosto de 2012 - 00:00

En septiembre de 2011, los niños cantores de Viena, una de las agrupaciones infantiles más famosas del mundo, estuvo de paso por Guayaquil y Quito como parte de una gira internacional de dos meses. Este mes regresan al país para ofrecer una sola presentación en la Capital.

La prestigiosa agrupación, con más de quinientos años de historia, y que ha tenido presentaciones alrededor del mundo, incluso frente a reyes y papas, expondrá su show el próximo 19 de agosto, a las 19:00, en el Ágora Casa de la Cultura Ecuatoriana con un repertorio de las obras de Strauss, Mozart, Vivaldi, el Himno a la fortuna de Carmina Burana, y otros.

Los precios para esta presentación son: $ 120 butaca, $ 90 platea, $ 60 luneta baja, $ 44 luneta alta. Las entradas están a la venta en el CCI y Quicentro Shopping.

Este es un coro de niños sopranos y altos (mezzosoprano o tiple) con sede en Viena, Austria. Sus integrantes son seleccionados principalmente en Austria, pero también provienen de otras naciones del mundo, y se los entrevista individualmente.

Son conocidos por su estándar vocal extremadamente exigente. El coro ha trabajado con la obra de músicos como Wolfgang Amadeus Mozart, Antonio Caldara, Antonio Salieri, Heinrich Isaac, Paul Hofhaimer, Heinrich Ignaz Franz Biber, Johann Joseph Fux, Christoph Willibald Gluck y Anton Bruckner.

El coro es el descendiente actual del coro de niños de la corte vienesa, que data de la Baja Edad Media. Desde su creación (7 de julio de 1498), este grupo fue instituido para proporcionar acompañamiento musical a la misa. Los niños recibían una sólida educación musical, lo que tenía un gran impacto en el resto de sus vidas, haciendo que muchos de ellos fueran después compositores, como Jacobus Gallus Carniolus, Franz Schubert, o directores de orquesta: Hans Richter, Felix Mottl y Clemens Krauss.

En la época de los grandes compositores clásicos, alcanzó una perfección antes desconocida. Su trabajo quedó interrumpido por la Primera Guerra Mundial. En 1920, la Hofkapelle (músicos de la corte) se deshizo. Sin embargo, el rector de aquel tiempo, Josef Schnitt, buscó seguir la tradición. En 1924 se fundó oficialmente el ‘Coro de niños cantores de Viena’, y se ha desarrollado hasta ser un grupo musical profesional.

Desde 1948 el Palacio Augarten ha sido su local de ensayos e internado, que va desde el kindergarten hasta la secundaria. Es una escuela coral en la que los cantores, además de la enseñanza musical, hacían los estudios de segunda enseñanza, o aprendían un oficio.

El Palacio reúne todas las condiciones de un colegio moderno. El número de aspirantes a incorporarse en ella es enorme. El ingreso exige unas pruebas muy duras de condiciones físicas, intelectuales y vocales, ya que los considerables gastos de la escuela han de sufragarse con los conciertos que los muchachos den en Austria y en el extranjero.

El coro es una organización privada, no lucrativa. Hay aproximadamente cien coristas de 10 a 14 años. Los niños se dividen en cuatro grupos para las giras, que dan unas 300 presentaciones, siendo vistos por cerca de medio millón de espectadores. Cada grupo va de gira durante 9 a 11 semanas.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP