La última tentación de Cristo, la película de Scorsese que desafió a Hollywood y el Vaticano, celebra su aniversario 27

12 de agosto de 2015 - 09:43

¿Has visto la cinta Cabo de Miedo con Robert De Niro? Pues gracias a esta película es que La última tentación de Cristo pudo ver la luz. Martin Scorsese estaba formando su carrera como director en Hollywood y quería arriesgarse a filmar una historia que podría sepultarlo o consagrarlo; la vida de Jesús, pero no como la enseña la Iglesia Católica, fue la elegida, Scorsese quería mostrar a Cristo como un hombre común y corriente, sexual, amoroso y carnal.

De acuerdo con el portal edant.clarin.com, cuando se conoció la idea, las protestas de los católicos y cristianos no se dejaron esperar, boicotearon el estreno, lograron que no fuera exhibida, ningún estudio quería grabar, hasta que Universal Pictures aceptó producirla sólo si Martin hacía Cabo de Miedo.

Fue hasta 1988 cuando finalmente pudo dirigir la cinta, esta vez con Willem Dafoe (Jesús), Harvey Keitel (Judas Iscariote) y David Bowie (Poncio Pilatos) en el reparto. El guión de Scorsese estaba basado en la novela de Nikos Kazantzakis, escritor griego que también estaba casi excomulgado por la iglesia ortodoxa cuando publicó su libro allá por 1951, según información de la página biobiochile.cl

Martín Scorsese estaba buscando el reparto y ofreció el papel de Jesús a Aidan Quinn. Scorsese también había considerado tanto Eric Roberts y Christopher Walken antes de William Dafoe, incluso a Robert De Niro, que acababa de filmar Los Intocables, al final el casting fue Willem Dafoe quien se quedó con el papel principal; Harvey Keitel como Judas Iscariote, Barbara Hershey dio vida a María Magdalena y David Bowie como Poncio Pilatos, con una banda sonora compuesta por Peter Gabriel, así lo menciona el portal ochentas.com.mx

Detalles de la producción

La película era un desafío personal para el director, pues él, con una tradición católica, que incluso había planeado ser cura durante su juventud, estaba enfrentado a sus ideas, fue una especie de crisis.

El director Martin Scorsese tenía la idea de realizar la película desde 1983, luego del éxito que tuvo The King of comedy: tenía seleccionado al reparto, entre los cuales destacaba Sting para Poncio Pilatos, pero el estudio Paramount empezó a recibir cartas de asociaciones religiosas para cancelarla.

El cineasta abandonó la idea y comenzó a filmar After Hours, pero siguió construyendo el plan de iniciar a grabar la cinta, Sting ya no estaba disponible por los compromisos que tenía con The Police, así que Martin debía buscar a un nuevo Poncio.

En 1987, Michael Ovitz se convirtió en representante de Martin y lo presentó con Garth Drabinsky, propietario de la más importante franquicia de cines en EU y Canadá, que se comprometió a poner la mitad del dinero para la cinta y distribuir la cinta en donde amenazaban con boicotear la exhibición

Desde El Vaticano, la Madre Teresa de Calcuta invitó a boicotear la cinta, incluso otros directores de cine como Franco Zeferelli declararon su desprecio por el filme. Juan Pablo II la definió como blasfema y en EU los conservadores hicieron cadenas humanas en los cines para impedir la exhibición.

La cinta era tan controversial que en Francia, los católicos incendiaron salas de cine, uno de ellos dejó un muerto y varios heridos graves. Los líderes de estos grupos radicales aseguraron que “no dudaremos en ir a la cárcel si es necesario”.

La cinta en Bulgaria estuvo prohibida en la televisión abierta, tampoco puede verse en Filipinas y Singapur. En México, se reestrenó en marzo de 2004, cuando “La pasión de Cristo” de Mel Gibson estaba a punto de salir.

La película muestra a Jesús como un hombre regular, con defectos y virtudes, que puede llevar una vida común, tener sexo con mujeres, amar. La relación sentimental y sexual con María Magdalena en escenas muy explícitas y la desnudez frontal de Cristo en la crucifixión.

La cinta estuvo marcada de actuaciones excelentes, pero la relación de Judas (Harvey Keitel) y Jesús (William Dafoe) es de lo más interesante; al igual que la selección de las locaciones, en Marruecos, el maquillaje, la fotografía.

PREMIOS:
Premio Oscar 1989: al mejor director (Martin Scorcese).
Premio Globo de Oro 1989: a la mejor música – cine (Peter Gabriel).
Premio Globo de Oro 1989: a la mejor actuación en un papel secundario (Barbara Hershey).
Premio Grammy 1990: a la mejor música instrumental (Peter Gabriel).
También fue nominada al Premio Razzie 1989: al peor actor secundario (Harvey Keitel). (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: