La terapia musical de Rapflektion, en Quito, jóvenes de la calle crean canciones de rap

13 de agosto de 2012 - 00:00

Durante agosto, el rapero ecuatoriano-alemán Carlos Utermöhlen realiza un taller de rap con jóvenes de la calle vinculados con la Fundación COVI (Centro Opción de Vida) y la Casa Daniel.

El objetivo central de este proyecto, denominado Rapflektion, es plasmar por medio de la música, reflexiones y vivencias de los chicos, creando ellos sus propias canciones de rap.

La iniciativa nació en el 2006 por parte de la asociación Löwenhertz, Alemania, con el objetivo de ampliar el desarrollo musical y personal de los jóvenes. Desde el 2007 se efectúa anualmente con éxito y mucha resonancia positiva en Alemania. En el 2010 se desarrolló por primera vez en Quito.

Este año se da continuidad al proyecto en la Capital, con la colaboración de la Asociación Humboldt, Centro Goethe Quito, y nuevamente con la Fundación COVI, organización que nace con el fin de rescatar a niños y jóvenes que viven en situación de riesgo en las calles del Ecuador.

Este año también se suma la Casa Daniel, una casa-hogar de acogida temporal que nace a partir del proyecto COVI. Esta ofrece un hogar transitorio a adolescentes y jóvenes varones, para que sean rescatados de las calles y puedan vivir su adolescencia ejerciendo sus deberes y derechos.

Los jóvenes, de entre 14 y 19 años, que participan en este taller, exploran la creación y escritura creativa, que les permitirá un intercambio entre ellos, así como un intercambio cultural entre el rap de Alemania y Ecuador. La creación de canciones propias permite un previo trabajo de reflexión, a partir del cual surgen las canciones de rap que cuenten historias de vida.

Carlos Utermöhlen, gestor del proyecto en Quito, considera que un trabajo grupal de creación musical también aporta al desarrollo personal de cada individuo.

“Rap es habla, lenguaje, y el lenguaje tiene influencia sobre la forma en que nos comportamos, en que nos relacionamos y cómo convivimos en una sociedad. Por ello el proyecto hace un trabajo intenso y de calidad sobre el lenguaje, sobre los textos, lejos de temas de violencia y sexismo, que muchas veces son predominantes y aparecen como estereotipo del rap y del hip hop”, aclara Carlos, quien actualmente desarrolla el proyecto Rapflektion a nivel mundial, donde pretende compartir aprendizajes y buscar talento en la calle.

Al final del proyecto habrá una exposición con los textos e imágenes del proceso, así como un concierto de clausura en el teatro de la Casa Humboldt, el próximo 31 de agosto a las 18:00.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP