La clave para contar historias está en actualizarse, según James Cameron

07 de julio de 2013 - 00:00

La relación de la tecnología con el cine es cada vez más cercana, sin embargo la parte humana de la historia debe sobresalir de la sofisticación técnica, aseguró el cineasta, director y explorador marino James Cameron, durante su participación en el festival de tecnología y arte TagDF, efectuado el miércoles y jueves de esta semana en la ciudad de México. “No hay que tener un grado de ingeniería para hacer una película en el siglo XXI, si no buenos actores y un gran equipo”, sostuvo el cineasta canadiense.  

Frente a un foro de 3.000 personas, Cameron indicó que actualmente la alta tecnología es un complemento para la narrativa cinematográfica, una herramienta que él ha usado en cintas como ‘Terminator’, ‘Titanic’ y ‘Avatar’ y para las que desarrolló plataformas digitales especiales.

Mientras en ‘Terminator’ el foco principal de la innovación eran efectos especiales físicos, el director optó por ir más allá con ‘Titanic’, en 1997, para la cual realizó la exploración marina más profunda que se hizo en el mundo, con un presupuesto de 200 millones de dólares, según datos de la productora Fox.

Sin embargo, en el 2009, el director elevó el estándar con ‘Avatar’, cinta que tuvo un presupuesto de 237 millones de dólares en el desarrollo de tecnología para que el mundo de los alienígenas azules ‘Na’vi’ llegara a la pantalla grande.

Este filme llevó por primera vez al cine el uso de tecnología CG (Computer Graphics, por sus siglas en inglés), que registra los movimientos de los actores con sensores para generar gestos y movimientos por computadora, además de 3D.

Cameron cuenta que pasaron tres años y se invirtieron 2 mdd para que se tuviera lista la primera toma que se usó en la versión final de la película. “Cuando vi esa toma me relajé”, admitió, frente a su colega Alfonso Cuarón, quien moderó la charla.

Para el cineasta de 58 años, las grandes inversiones tecnológicas en el cine han dado frutos: ‘Avatar’ recaudó 2.700 millones de dólares en taquilla a nivel mundial, según datos de BoxOffice Mojo, lo que hasta el momento la hace la película más rentable en la historia del cine, mientras ‘Titanic’ está en el segundo lugar, con una recaudación de 1.800 millones de dólares.

A cinco años de que ‘Avatar’ llegó a las salas de cine, su director admite no saber hacia dónde va la tecnología cinematográfica, pues para la secuela de la cinta que se prepara para el 2014 se usarán técnicas como filmación submarina, además de 3D y CG, pero procurará mantener una historia humana. “No quiero que la gente se absorba en lo que nos tomó hacer ‘Avatar’, en la tecnología, yo quiero que se enfoquen en la historia. Para mi ‘Avatar’ es un estado mental”, detalló.

Hacia el futuro del  cine y la tecnología, Cameron cuenta que no habrá canibalización, pero habrá público para distintas experiencias. “Llevamos décadas hablando de si van a desaparecer las cosas tradicionales y seguimos haciendo películas, creo que habrá distintos medios de entretenimiento, pero al final lo que cuentan son las historias y el compromiso de las personas de dar 2 horas de su vida a una experiencia de cine”, sostuvo.

El director canadiense prepara la segunda y tercera parte de ‘Avatar’, previstas para diciembre del 2014 y 2015, respectivamente.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: