Ecuador, 02 de Julio de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

Guayaquil revivió la década del merengue

Foto: José Morán
Foto: José Morán
04 de octubre de 2014 - 11:47

Anoche Guayaquil volvió a ser la capital del merengue en Ecuador tal como lo fue en las décadas del 80 y del 90 cuando era frecuente ver a los grandes exponentes de este género presentarse en diferentes recintos como el coliseo Voltaire Paladines Polo.

Y fue precisamente en este lugar en el que Wilfrido Vargas se reencontró con el público guayaquileño y demostró por qué es considerado el ‘Rey del merengue’ poniendo a bailar a grandes y chicos hasta las 02:00 en que terminó la velada.

El festival comenzó a las 21:10 con la participación del venezolano Miguel Moly, quien abrió su recital con uno de sus grandes éxitos, ‘En un rincón de mi alma’, tema que le dedicó a Guayaquil. Los gritos y muestras de cariño no se hicieron esperar.

Varias personas acudieron con pancartas en las que expresaban su admiración por el intérprete venezolano. Sin más preámbulo cantó ‘Bella, dulcemente bella’, ‘Siempre, siempre’, ‘Mi morena’ y ‘Junto a tu corazón’, temas que pusieron a la gente a bailar y corear sus letras durante toda la intervención.

Sin embargo, la interpretación del merenguero se vio opacada por pequeñas fallas técnicas de audio. Por momentos sus canciones no se escuchaban bien, más aún cuando las interrumpía con excesivas frases como “Qué bella Guayaquil”, “Bailalo Guayaquil”, “Muévanse morenas guayaquileñas”, entre otras.

Pese a ello, el público estuvo animado y siguió bailando al ritmo de ‘Mamita mía’, ‘Yo por ti’, ‘Lloré’, ‘La Piernona’ y hasta ‘Marejada’, tema que popularizó Roberto Antonio, pero que sorprendentemente Moly cantó y bailó.

De inmediato subieron los integrantes de Oro Sólido. Los neoyorquinos hicieron gala de sus particulares canciones que aunque para muchos no dicen nada, son lo suficientemente rítmicas para hacer bailar “hasta las 15 de la mañana”.

Temas como ‘Ta’ Caché’, ‘Tanga’, ‘María se fue’ y ‘El baile del beeper’ fueron más que suficientes para que la gente se moviera “para abajo/ más abajo/ hacía abajo/ hacia arriba/ más arriba/” o con “ponte en cuatro, ponte en cuatro, ponte en cinco, ponte en cinco, ponte en uno, ponte en uno...”.

De inmediato salieron los Hermanos Rosario, quienes no dejaron a nadie sentado durante su repertorio que incluyó canciones como ‘Que buena que esta la fiesta’, ‘Loquito por ti’, ‘Borrón y cuenta nueva’, ‘La morena’, ‘Mil horas’, ‘Morena ven’ y ‘La dueña del swing’, entre otras. Las coreografías y el buen sonido de la banda los convirtieron en los más aplaudidos de la noche. De hecho, cuando se despidieron el público pidió más temas. Por supuesto, fueron complacidos.

A los pocos minutos subió Wilfrido Vargas con su cuerpo de baile y músicos. Cantó sus éxitos ‘El africano’, ‘El baile del perrito’, ‘Volveré’, ‘El baile del mono’, ‘Abusadora’, ‘El loco y la luna’, ‘El Jardinero’ y hasta ‘Juana la cubana’, que hicieron sudar la gota gorda a los merengueros que empezaron a llegar al coliseo desde las 19:00. Tras coreografías y dinámicas con el público, el dominicano se despidió con ‘El hombre divertido’.

 

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media