"El Rey León", entre la nostalgia y los visuales

- 17 de julio de 2019 - 00:00
James Earl Jones vuelve a darle voz a Mufasa, como en la versión original de 1994. La voces de Simba las ponen JD McCrary (niño) y Donald Glove (adulto).
Póster de El Rey León

A días de su estreno, la película tiene una calificación promedio de 59% entre los críticos. Queda por ver la reacción de la audiencia tras el estreno, este viernes 19.

Aunque El Rey León era el plan B de Disney para 1994, la película se convirtió en un clásico difícil de superar. Incluso para los efectos especiales con los que cuenta el remake que se estrena esta semana en cines de Ecuador.

Dirigida por Jon Favreau (el productor de Iron Man y Avengers), la película tiene una calificación promedio de 59% en la página especializada en cine Rotten Tomatoes, tras ser valorada por 150 críticos que la vieron en el preestreno.

“Aunque puede enorgullecerse de sus logros visuales, El Rey León (2019) vuelve a contar la misma historia sin la energía ni el corazón que hizo tan amada a la original”, se lee en la sección “consenso de la crítica”, de Rotten Tomatoes.

Por su parte, la plataforma IMDB, la mayor base de datos de la industria cinematográfica en internet, colgó un video en el que compara el parecido entre las versiones de 1994 y 2019. 

En pantalla dividida se ven, al calco, la famosa presentación del príncipe en brazos de Rafiki, los animales arrodillándose en fila, la estampida en la que muere Mufasa, y Simba pisando la enorme huella de su padre.

La más optimista de las críticas le otorga el 88% en Metacritic. El autor, Soren Andersen, escribió en The Seattle Times que “la nueva versión amplifica todo lo que es bueno de la original”.

La clave, dice Andersen, está en lo visual, en “el impresionante realismo” de la animación por computadora.

Una de las calificaciones más bajas está en Vox (40%), donde Alissa Wilkinson titula que la película “es como la original, pero sin la magia”.

“En un mundo saturado de nostalgia por la versión de 1994”, Wilkinson se pregunta “¿es necesaria esta película cuando ya existe la primera?”.

La calificación más baja la puso Indie Wire, con un corto 25%. Mientras que las de Time, The New York Times, Vanity Fair y The Hollywood Reporter fluctúan entre el 40% y el 60%. 

Entre los medios más contentos con la película están Entertainment Weekly, The Telegraph y Variety, todos con 80%. El Washington Post lo elevó a 88%.

La gran división de la crítica radica en desde donde se ve la película. Unos lo hacen desde la fascinación por los efectos visuales en la sabana africana, y otros desde la decepción de ver exactamente lo mismo que ya se vio hace un cuarto de siglo.

Remakes que sufrieron
El cineasta Gus Van Sant ganó renombre gracias a documentales sobre artistas como David Bowie o Red Hot Chili Peppers, pero tuvo un traspié en 1998, cuando dirigió el remake de la obra maestra de Alfred Hitchcock, Psycho.

A pesar de ser el director de filmes como Good Will Hunting (1997) o Milk (2009), Van Sant aparece en cada lista sobre los peores remakes, acusado de copiar plano por plano a Hitchcock. 

Otro caso es el de Zack Snyder. Luego de triunfar en taquilla con la adaptación de la novela gráfica 300, de Frank Miller, tuvo problemas con Watchmen, de Alan Moore, quien dijo que las adaptaciones “nunca traen nada nuevo”.

En cuanto a la versión de El Rey León, de Jon Favreau, todavía queda por verse el veredicto de la audiencia. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: