El regreso de Barek al género de su infancia

29 de junio de 2011 - 00:00

Aunque hace tres años Barek debutó con el tema “Dale la vuelta” en bomchop, un  género que él inventó y en el que fusionó   la bomba del Valle de El Chota, el pop latino y el jazz,  su verdadera pasión y esencia son las baladas que disfrutó en su niñez.

Relata  que durante su infancia escuchaba “Si una vez”, de Selena, o el bolero  “Si nos dejan”, pero las que más le gustaban eran las canciones que Juan Gabriel le componía a la fallecida Rocío Dúrcal. Y una de sus preferidas era “Amor eterno”.

“A mi abuela paterna le fascinaba ese tema y cada  vez que la visitaba, me pedía que se la cantara”, recuerda Barek, quien vuelve a esas raíces con la adaptación de “Yo la vi primero”, que él mismo presentó el año pasado, pero en género tropical.

“Ahora este tema  se transformó en algo más íntimo y acústico en el que se pueden escuchar el chelo y el piano ”, dice el artista, de 24 años. 

El cantautor de ascendencia libanesa explica que lo que hizo fue  devolverle su origen al tema, que inicialmente fue escrito para ser balada.  “Tenía muchas baladas guardadas, que   no pensaba lanzar por el momento,  pero con el apoyo de mis seguidores quise  adelantarlo al presentarles otra faceta mía como baladista”, agrega. 

A esa nueva faceta de su carrera en la que incursiona se une la de productor, otra de sus grandes pasiones, que lo llevó a alejarse por un año de la música para trabajar en la construcción de su estudio de grabación Hit Records.

Según Barek su lanzamiento está previsto para la primera semana del próximo mes. Cuenta que empezó a diseñar el estudio hace año y medio.

“Hemos ido de a poco. Tuvimos  que adecuar  las consolas, el software que fueron  importados por la falta de equipos en el país. También  probamos  qué era lo mejor para arreglar el lugar. Que si la lana o espuma en las paredes,  las puertas de  madera o de vidrio. Este es  un estudio de calidad. En el país no existen muchos por la inversión que esto implica”, explica el músico  graduado  como  productor digital  en la Universidad de Especialidades Espíritu Santo.

Relata que durante la formación de Hit Records recibió consejos de parte de músicos extranjeros, entre ellos el productor puertorriqueño Eduardo Reyes, quien le facilitó las directrices que debía seguir y del ingeniero de sonido estadounidense  Eric Schilling, quien trabajó en la producción de la  versión tropical del tema  “Yo la vi primero”. Ese fue el primer producto que surgió de su estudio de grabación, que él bautizó  como  su “laboratorio de experimentos”. Barek  asegura que  allí  nadie lo detiene a la hora de mezclar  varios géneros musicales con un claro objetivo: descubrir  nuevos  ritmos musicales  como ya   lo hizo  anteriormente con el bomchop.

“La intención   de su creación es formar nuevos talentos y que sirvan como una plataforma para  los que inician como  yo lo hice”, asegura.

Hasta el momento entre los artistas que han pasado por el estudio,  ubicado en Urdesa (en la avenida Tercera entre Las Monjas y Dátiles),   están   Juan Carlos Román, Denisse García, Katherine Mata, y el salsero panameño Gabino Pampini. Estos dos útimos grabaron a dúo  el tema Mentiras y las agrupaciones  La Cuarta y  Doble Clip.

Para trabajar en cada una de sus producciones, cuyos géneros varían entre la balada, la salsa y  el pop rock, Barek cuenta con un equipo  que  lo integran el ingeniero de sonido Adolfo Velásquez y los arreglistas  Alexander Folkinshtein  y Darling Torres, quienes han trabajado con él en la producción de otros de sus temas: “Ella no quiere” y “No pares”.

El músico, que aprendió a tocar el  piano a los 7 años, recuerda que  solía acompañar con su instrumento a su hermana Stef cuando ella cantaba. A los 15  descubrió su vocación por el  canto. Cuenta que cuando cursó el colegio La Moderna fue parte de una agrupación musical como   director y percusionista. Allí fue cuando empezó su historia como cantante.

“Me pidieron  que reemplazara al vocalista del grupo que se había enfermado. Esa fue la primera vez que me presentaba ante el público. Me di cuenta de que no solo podía tocar instrumentos, sino que también podía cantar”, relata el artista que por ahora cambia su bomchop por las baladas. Solo por ahora.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: